•  |
  •  |

Nicaragua deberá ratificar a lo inmediato tres convenios internacionales promovidos por la Organización Marítima Internacional, OMI, los cuales garantizan una protección económica en caso de que en las costas de la plataforma marítima nacional ocurra un desastre por derrame de hidrocarburos.

Hugo López, Subdirector de Transporte Acuático en el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, manifestó que en estos momentos diversas instituciones están promoviendo una iniciativa en la Asamblea Nacional, para que el Parlamento ratifique tres convenios internacionales conocidos como CLC92, FONDO92, BÚNKER y OPRC, para asegurar que el país tenga derecho a fondos específicos para enfrentar un desastre de gran magnitud.

López explicó que las importaciones de crudo en el país han incrementado a 10 millones de barriles por año, y por nuestras costas circulan una gran cantidad de buques petroleros que transportan miles de barriles de petróleo, situación que pone en riesgos ante cualquier accidente.

“Son muchos los barcos que circulan transportando petróleo por nuestras costas internacionales, y no estamos ajenos a que ocurra un derrame que traería graves consecuencias, como daños al medio ambiente y económicos que el país no podría enfrentar. Es por ello que se necesita ratificar estos convenios, que nos dan la garantía de reclamar una indemnización de hasta US$1,200 millones. Solo en Francia, en 2002, se necesitaron cerca de US$12,000 millones, luego que la embarcación “Prestige” se hundió; este monto equivaldría a ocho años del presupuesto de Nicaragua”, dijo.

 

Plan de emergencia
La viceministra de Energía, Lorena Lanzas, explicó que el Ministerio de Energía y Minas, MEM, participa en la elaboración de un plan nacional de emergencias que permita ejecutar acciones en caso de que se presenten situaciones como un derrame de hidrocarburos en las costas marítimas.

Valoró de importante la ratificación de los convenios de la OMI. Dijo que “ya tenemos de borrador un plan de emergencias que deberá ratificarse y aprobarse en los próximos meses. También se necesita que la Asamblea Nacional ratifique los convenios internacionales que promueve la OMI, porque Nicaragua solo ha reconocido uno que se firmó en 1969, referido a daños por accidentes de hidrocarburos”.