•   Madriz  |
  •  |
  •  |

Dos nicaragüense, presuntamente vinculados a la organización delictiva “Los Zetas”, están siendo procesados en Somoto por los delitos de crimen organizado, trata de personas con fines de esclavitud y explotación sexual o adopción.

Los detenidos corresponden a los nombres de: Walter José Morales García de Managua y Julio César Leyva Dávila de San Isidro, Matagalpa.

Según la acusación, estas personas reclutaron a México al menos a 20 jóvenes. Los acusados les proponían trabajos de vigilantes u obreros de la construcción devengando salarios de hasta dos mil dólares mensuales.

Estando en México, según el escrito, Noé Muñoz Dávila, sobrino de Morales García, quien aún no está detenido, se encargaba de “entregarlos” a “Los Zetas” por el costo de 4 mil dólares por cada persona.

El comisionado mayor José López Dolmus explicó que la captura se dio gracias a un operativo nacional con la participación de Auxilio Judicial Nacional y el Ejército de Nicaragua.

Fiscalía pide protección para los testigos
Rosa Edelmira Ruiz, juez de distrito para audiencia penal de Madriz, explicó que por medidas de seguridad los procesados se encuentran en un sistema penitenciario.

Por su parte, la Fiscalía está solicitando una audiencia de anticipo de pruebas, donde se pretende, bajo un trámite especial de protección, contar con el testimonio de las víctimas.

Asimismo, la acusación señala que en el caso está involucrada Asunción Pérez Castilla, procesada por tráfico de estupefacientes y propietaria de una tour operadora en Rivas, quien, aparentemente, era quien se encargaba de trasladar a las víctimas hasta Guatemala para llegar hasta México.