•  |
  •  |

La directora de la Unidad Especializada de la Niñez y la Adolescencia de la Fiscalía, Nubia Arévalo, aseguró que la audiencia para admisión de la acusación por el delito de lesiones graves por parte de un adolescente de la Juventud Sandinista en contra de Jairo Contreras, miembro de la Resistencia Juvenil por la Dignidad Nacional (Rejudin), no podrá ser posible si el agresor no aparece.  

Contreras resultó con una herida en una de sus cejas, luego que recibiera un puñetazo por parte de un adolescente de esa agrupación política el pasado 18 de julio cuando estaba encadenado al busto de Benito Juárez.

“La audiencia de admisión de la acusación no se ha hecho porque el problema allí es que el otro chavalo no ha sido ubicado… el proceso judicial, en este sistema nuestro, ya no se hace ninguna audiencia si no están presentes las partes y en adolescentes deben estar ambas”, explicó Arévalo.

Víctima está desinteresada  
Arévalo aseguró que Contreras no ha mostrado interés en el caso y no se ha aparecido a la Fiscalía a impulsar la causa.

Llamamos al miembro de Rejudin a su celular para conocer su opinión sobre su caso, pero no contestó nuestras llamadas.

En declaraciones anteriores a EL NUEVO DIARIO, Contreras dijo que buscaría a los notificadores judiciales para aclararles la dirección domiciliar del agresor, ya que estos no lograban ubicarlo.

La Fiscal aseguró que aunque no se le dio la notificación a la víctima personalmente, la misma fue recibida por un señor de apellido Contreras, que suponen es su padre, por lo que esa extraña negligencia de los notificadores judiciales ya fue superada.