•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El grupo SAFO y la Procuradora Especial para la Diversidad Sexual, Samira Montiel, consideraron que las mujeres lesbianas son uno de los grupos más discriminados en Nicaragua, donde, incluso las leyes, no las toman en cuenta.

Montiel mencionó que en el proyecto de Ley Integral contra la Violencia hacia la Mujer, en comisarías, en los casos de violencia física o psicológica, no se les tomó en cuenta; o peor aún en el proyecto de Código de la Familia, no se tomó en cuenta las familias como parentales, es decir, compuestas por parejas del mismo sexo, quienes no tienen derecho a adoptar a un niño o niña, simplemente por su opción sexual.

Realidad no aceptada

Una realidad es que existen miles de familias nicaragüenses cuyos padres son parte de la diversidad sexual, sin embargo, éstas no son tomadas en cuenta, al igual ocurre en el caso de la pensión alimenticia, donde no se toma a consideración la unión de hechos entre personas del mismo sexo.

Martha Villanueva, del grupo SAFO, señaló que hay una necesidad de quitar el mito, el fenómeno homofóbico, para brindar derechos constitucionales a las personas con opciones sexuales diferentes, ya que, incluso, cuando se interpone una denuncia por situaciones violentas entre pareja del mismo sexo, terminan siendo víctimas u objeto de burlas por parte de las autoridades.

Montiel señaló algo indispensable para cambiar actitudes es la educación a todos los niveles, siendo una tarea, no sólo del Estado, sino de toda la comunidad y la sociedad en sí.