•  |
  •  |

La Asociación Pro-Niños Quemados de Nicaragua, Aproquen, será la sede del Programa de Capacitación para la Rehabilitación de Víctimas por Quemaduras con énfasis en la confección de ropa compresiva, el que será impartido por el Centro de rehabilitación Sunshine Social Welfare Fountation, SSWF, de la República de China-Taiwan.

El evento se realizará a partir de hoy hasta el 8 de octubre en la Unidad de Quemados de Aproquen, y contará con el alto nivel técnico y profesional de sus instructores, y con la participación de las asociaciones homólogas de Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

La capacitación en la elaboración de ropa compresiva es de mucha importancia, por la utilidad de estas prendas de vestir en la recuperación del paciente que ha sufrido quemaduras. Los sobrevivientes de quemaduras deben usar prendas de presión 23 horas al día, durante al menos 12 a 18 meses, pues el uso y presión continua de la prenda previene el engrosamiento y deformación de las cicatrices reduciendo así el número de cirugías reconstructivas.

Esta capacitación regional será impartida con un método de entrenamiento personal y especializado; habrá un profesor taiwanés por cada participante, y está dirigida a costureros, para que se especialicen en la elaboración de ropa compresiva.

Aproquen a la cabeza

Por Aproquen participa Yessenia Díaz, quien tiene nueve años de experiencia en confección artesanal de este tipo de vestimenta, y ha capacitado a costureros de organizaciones homólogas de Guatemala, Honduras, República Dominicana y Panamá, por lo que este taller viene a especializarlos.

En nueve años, Aproquen ha confeccionado más de 25 mil piezas. Por la importancia en la rehabilitación y el costo económico, todas las organizaciones homólogas de Centroamérica han visto la necesidad de tener una costurera en sus salas de quemados.

Un guante compresivo cuesta 100 dólares más envío, y un impuesto imposible de pagar, ya que un paciente debe tener al menos dos piezas de cada parte del cuerpo afectada, explicó Svetlana Contreras, responsable de comunicación de Aproquen.

Un paciente quemado puede llegar a necesitar en promedio 25 piezas, depende del área afectada, y en Aproquen se entregan de forma gratuita.

El evento es posible gracias al apoyo del Gobierno de Taiwan y está enmarcado dentro del Programa de Regionalización que Aproquen ejecuta desde 2003.

SSWF se estableció en Taiwan en 1981, para atender las necesidades físicas, psicológicas y sociales de los sobrevivientes de quemaduras, y a las personas con desfiguración facial.  Los servicios incluyen la rehabilitación física, apoyo psicológico, ayuda financiera, albergue, orientación escolar, orientación vocacional y educación preventiva.