•  |
  •  |

Sospechoso H1N1 en “La Mascota”
Laura Rodríguez Rojas
Un nuevo caso de H1N1, el segundo en esta semana, podría haber sido captado en el Hospital Infantil “La Mascota”, despertando una alerta sanitaria en ese centro ante un posible brote de la epidemia.
Según declaró el Director del hospital, doctor Gerardo Mejía, aunque no existen motivos de alarma nacional, ellos ya están tomando todas las medidas pertinentes para evitar cualquier complicación.
“Esto es algo que nosotros venimos haciendo, captando niños con cuadros compatibles con H1N1 y empezando el tratamiento, aun antes de recibir los exámenes de laboratorio. No importa si después es negativo, porque la prevención siempre es la mejor opción”, indicó Mejía.
También señaló que para evitar el contagio es necesario seguir las siguientes recomendaciones: Acudir de inmediato a las unidades de salud ante cualquier síntoma como fiebre alta, tos, problemas respiratorios o estornudos. Usar un pañuelo al toser o al hablar para no diseminar el virus, y aplicarse las vacunas correspondientes.

 

Contrato EAAI-Caruna en CGR
Matilde Córdoba
La Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales, EAAI, envió esta semana a la Contraloría General de la República una copia del contrato que suscribió con la financiera Caruna por US$12 millones, confirmó el contralor Guillermo Argüello Poessy.
El contralor informó que actualmente el ente fiscalizador está procesando el contrato, y que tras su análisis podrá dar mayores explicaciones sobre el mismo.
Según investigaciones periodísticas, la EAAI contrajo un préstamo por US$12 millones para la construcción de dos aeródromos, uno en la Isla de Ometepe y otro en San Juan de Nicaragua, pese a que estos estaban incluidos en un proyecto financiado con fondos propios y del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.
Dicho préstamo no fue informado a la Contraloría, institución que solicitó información tras las publicaciones. Recientemente, el BID informó que los fondos destinados al proyecto del aeródromo se estaban ejecutando conforme a lo acordado con Nicaragua.
La EAAI solicitó en diciembre de 2010 a la CGR una exclusión de procedimiento para contratar sin licitación a las empresas que construirían los dos aeródromos, aduciendo que las obras serían financiadas con fondos propios y del BID, ofrecidos en crédito dentro del Programa de Apoyo a la Implementación del Plan Nacional de Desarrollo, hasta por un monto de US$7,146,115.