•  |
  •  |

“Yo estoy con el demonio ahora y soy cristiano a mi manera, eso (la muerte de Pablo José Urbina Lara) no va a quedar así”, advirtió el abogado Manuel Urbina Lara, quien dijo desconfiar de los funcionarios de las diversas instituciones del Estado, de políticos, y criticó fuertemente a jefes policiales.

Este miércoles, cuatro sujetos cubiertos con pasamontañas, armados de pistolas y fusiles AK, se presentaron al Hotel Yolaina, en busca Pablo Urbina Lara, a quien ataron de pies y manos, y lo amordazaron, provocándole la muerte por asfixia.

“Yo desconfío aquí de todas las instituciones, hay mafiosos en todas las instituciones en este país… he recibido información de actos de corrupción cometidos por algunos jefes policiales”, sostuvo, incluso hablando “del cartelito de Plaza El Sol”, desde donde, acusó Urbina Lara, “en un escritorio de un jefe había droga y mandaban a montársela a la gente, y allí está la resolución donde lo iban a transferir (al jefe policial), pero como hice pública la resolución, entonces lo mandaron a retiro”.

“Yo he hecho públicas cantidades de denuncias, donde los jefes policiales trafican o forman parte y dirigen bandas, y están dentro del crimen organizado, si ellos mismos lo saben, ellos mismos me lo han dicho; cuando hay un crimen relevante me dicen: ‘Mirá, te vamos a decir esto y esto, pero no lo filtrés, porque aquí hay elementos de la Policía que trabajan con las bandas’, y son ellos con los criminales, ellos mismos me lo dicen y yo tengo pruebas y los reto”, desafió el abogado.

Policía lo invita
El comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía, respondió a Urbina que “si él tiene conocimiento de actos de corrupción, allí está el órganos de Asuntos Internos y si no, pues, que vaya a dónde él considere pertinente ponerlo en conocimiento”.

“Nosotros siempre estamos preocupados por hacer nuestro trabajo de la mejor manera”, respondió Borge ante las críticas vertidas.  “Aquí aplica una máxima criminal que ‘El Padrino’ la hizo famosa: ‘No lo matés a él, matale algo que él quiera’, esa es la máxima que aplican estos criminales. A mí no me van a decir que ahí llegaron hombres improvisados, porque yo he sido comando. Ahí ningún vago, asaltante común va a planificar este supuesto robo… esto es del crimen organizado, dirigido por militares, y hombres que saben lo que estaban haciendo llegaron a ejecutar a mi hermano”, indicó Urbina.  

Urbina considera que los criminales organizados se llevaron algunos aparatos de la casa de su hermano para desviar la atención sobre el verdadero móvil, y que por la forma “fina de operar”, todo hace indicar que hay autores intelectuales.

El abogado recordó que ha sido amenazado más de una vez, pero que no ha podido conocer de dónde provienen las amenazas. Señaló que está realizando una investigación paralela a la de las autoridades policiales. “Si a mí no me satisface ese informe policial y si no se da con el paradero hasta del último criminal material e intelectual de esto, yo voy a hacer justicia con mi propia mano”, sentenció. Oficiales de la Policía del Distrito Uno y de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, a las 7 a.m. de ayer encontraron la camioneta de la víctima en el barrio “Santos López”, exactamente del Polideportivo España 2 cuadras al sur, la que en su interior tenía cables, una pistola de juguete, una caja de licor, unas medias y recibos de compras de una gasolinera. Según vecinos, el vehículo fue abandonado entre las 2 y 3 de la tarde de este miércoles, cuando llovía. Aún no hay detenidos.

Con la colaboración de Fátima Tórrez.