•  |
  •  |

El éxito de la venta de piezas de pollo importadas desde Estados Unidos lo están obteniendo los pulperos y vendedores de carne al detalle, quienes están comprando grandes cantidades en el Mercado Oriental para revenderla en los barrios más pobres, sin que hasta ahora se conozca la ficha técnica de calidad de este producto.

“No hay precio justo. Compran la libra a 18.50 córdobas en el Oriental y la están vendiendo en 25 córdobas en los barrios más humildes, los que están visitando nuestros promotores, y han constatado cada caso”, dijo Marvin Pomares, Director del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor, Indec.

Pomares subrayó que además de los “magnates polleros” que están manejando la importación del producto en el Mercado Oriental, los pequeños comerciantes de los barrios son los otros beneficiados, ya que están llegando al mercado a comprar entre 100 y 200 libras para revenderlas al detalle, y eso afecta al consumidor más humilde.

“Es una barbaridad lo que están haciendo, sin mencionar la mala pesa, la falta de diversificación de la venta y otras prácticas que permiten el negocio redondo”, agregó, al revelar que, por esa razón, el Indec solicitó ayer una entrevista con Orlando Solórzano, titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific.

“Le enviamos una carta al Mific pidiendo una reunión este lunes a las nueve de la mañana con el señor ministro, y esperamos que nos contesten este viernes (hoy) para revisar todos los puntos que ya hemos señalado, incluyendo la calidad”, dijo Pomares.

¿Quiénes son los magnates polleros?
Pomares prometió revelar los nombres de los tres únicos comerciantes que se benefician de la importación del pollo en el Mercado Oriental, una vez que el Indec sea atendido por las autoridades del Mific, de quienes también espera una explicación acerca de esta política preferencial.

Defienden importaciones

Al ser consultado al respecto, el presidente de la Cooperativa de Consumo Solidario del Mercado Oriental, Juan Caldera, desestimó los señalamientos del Indec sobre el control y calidad del pollo procedente de Estados Unidos.
Según el comerciante, el alimento ingresa al país cumpliendo todos los requerimientos sanitarios de importación, es de buena calidad y ha gozado de gran aceptación entre los consumidores nicaragüenses.

De igual forma, negó que exista una especie de control absoluto de estas importaciones por parte de un grupo de comerciantes, ya que las mismas están a cargo de importadores ajenos a los mercados.

Detalló que las importaciones están siendo realizadas vía Unión Nacional Agropecuaria de Productores Asociados, Unapa, Grupo Buena de Guatemala y Supermercados La Colonia.

“Los comerciantes no tenemos la capacidad económica para traer el pollo, entonces buscamos importadores, y encontramos estos tres que nos ofrecían las mismas condiciones…, nos pusimos de acuerdo en el precio, y ya una vez en el país, lo pagamos”, indicó.

Para seguir abasteciendo a la población, ayer fueron distribuidos entre los ocho mercados de la capital, cuatro contenedores con el producto: 176 mil libras de carne de pollo. En Masaya, León, Chinandega, Matagalpa y Jinotega fueron colocados dos contenedores con 88 mil libras.