•  |
  •  |

Directivos de la empresa Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, CHN, manifestaron ayer que el proyecto Tumarín podría tener aprobada su Licencia de Generación en un plazo no mayor a los  90 días, luego de completar y presentar al Ministerio de Energía y Minas, MEM, toda la documentación referida a los programas de financiamiento de la obra.

Marcelo Conde, Presidente de CHN, manifestó a EL NUEVO DUARIO vía correo electrónico, que todo lleva buen paso. Añadió que el no tener aprobada la Licencia de Generación de parte del MEM, no es causa para pensar que Tumarín no vaya a ejecutarse.

“La Licencia de Generación es de hecho un conjunto de documentos y contratos bastante amplios y complejos que estamos trabajando en conjunto con el MEM y demás autoridades de gobierno. Prevemos tenerlos listos en los próximos 90 días”, expresó Conde, quien a la vez recalcó que era positivo poder iniciar obras preliminares del proyecto, como la construcción de campamentos de obreros y trabajos en los caminos de acceso al proyecto.

Conde también garantizó que parte de los fondos actuales para la ejecución de Tumarín,  están siendo suministrados por los socios de CHN, que en este caso son brasileñas Eletrobras y Queiroz Galvão.  

Además, explicó que el mayor aporte lo estarán haciendo financiadores del Proyecto como Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, con US$342 millones, y el Banco Centroamericano de  Integración Económica, BCIE, que desembolsará US$254 millones.

“El remanente es aporte de los socios, que hasta la fecha han dado más de US$20 millones. Prevemos avanzar lo más pronto posible y aprovechar el  verano 2011-2012, para trabajar con movimientos de tierra”, especificó.

 

Descarta atrasos
El plan inicial del proyecto Tumarín contemplaba iniciar el proyecto hace 18 meses, en mayo de 2010. Sin embargo, Conde descartó ayer algún atraso, y argumentó que actualmente se están completando más estudios geotécnicos en la zona donde se construirá la represa.

“En primer lugar, no hay atrasos en obras. Lo que sucede es que se están realizando más estudios técnicos y geotécnicos, que no afectan los montos de inversión. Tampoco van a aumentar, ni a impactar la tarifa de energía eléctrica”, dijo.

Agregó que el pasado fin de semana, las máquinas (trasladadas a la zona) ya habían avanzado los primeros 42 kilómetros en los caminos existentes, donde preparan la ruta provisional (San Pedro del Norte y Apawás), y que en poco tiempo se completará la ruta de 51 kilómetros de carretera, hasta el lugar donde se construirá la represa Tumarín.

 

Costos de generación estables
Conde dijo que en lo referido a los costos de generación de Tumarín, se mantiene fijado un precio del megavatio hora producido en US$118.80, con una generación de hasta 253 megavatios de potencia.

Este precio fue acordado en las negociaciones de la Comisión Negociadora del Proyecto Tumarín, integrada por el MEM, Instituto Nicaragüense de Energía, INE, y diputados de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional, entre otros. Pero hasta la fecha no se ha firmado ningún contrato de compraventa de energía con las empresas distribuidoras Disnorte-Dissur de Gas Natural.

 Conde afirmó que una vez generando Tumarín dejará ahorros por US$2,000 millones en la factura petrolera de Nicaragua, esto en los primeros 11 años.

“Es decir, que se podría construir otro proyecto Tumarín con todo este ahorro. Además, en las cuentas de los consumidores se llegará a un ahorro de US$50 millones por año (esto tomando en cuenta) la reducción del precio promedio de energía (que se produce en el país con plantas térmicas) que actualmente se paga”, agregó.