•  |
  •  |

La Contraloría echó mano de 4 millones de córdobas por economía de salarios para cumplir algunos gastos calificados como “importantes”, entre los que destaca el pago de casi medio millón de córdobas para el seguro de los contralores.

En un memorando enviado el 28 de abril de este año a los contralores, se especifica que entre los gastos “importantes” que se había hecho con la partida lograda a través de la economía de salarios, estaba el pago del seguro médico de los contralores, por el orden de 496 mil 631 córdobas.

Cuando el contralor Guillermo Argüello Poessy alertó sobre la situación financiera de esa entidad, aseguró que necesitan cinco millones de córdobas para terminar el año, pues solo en prestaciones a los trabajadores deben dos millones córdobas, y tienen un déficit en combustibles de millón 200 mil córdobas, provocado por el incremento en los precios del petróleo.

Obvió esa vez que la Contraloría utilizó cuatro millones de córdobas en concepto economía de salarios.

El director general administrativo, Rodolfo Escobar Wong, explicó que “el Ministerio de Hacienda el año pasado te daba la partida de economía de salarios hasta al final de noviembre, pero ahora como nos mandó un presupuesto deficitario, nos dijo que podíamos hacer uso de eso para asumir gastos operativos que no estaban contemplados en ese presupuesto, y nos ha servido para hacerle frente a la demanda, a las necesidades”.

El memorando enviado por Rodolfo Escobar Wong a los miembros del Consejo Superior establece las prioridades, el renglón número uno es el del seguro médico de los contralores, el segundo es el seguro del Bus Mercedes Benz, el tercero es la liquidación e indemnización al personal; el cuarto la ayuda en bono escolar, el quinto la compra del sistema de hidroneumático para el edificio de auditorías, más otros cuatro renglones.

¿Necesidades?
No obstante, pese a las necesidades de esta institución, los contralores  enviaron una misiva con fecha de 29 de septiembre al ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, solicitando un incremento considerable de su presupuesto 2012 y detallaron las necesidades urgentes.

En primer lugar está la liquidación “por cesantías del personal de Despacho de los Contralores” por 2 millones 242 mil 192 córdobas, pues según Argüello Poessy, quieren asegurar que cuando se elijan a los nuevos contralores en la Asamblea de 2012, los actuales empleados no queden sin su liquidación.

A juicio del excontralor Juan Gutiérrez, los contralores con períodos vencidos están “prepeándose”, y es incorrecto que cobren vacaciones atrasadas, pues estas vencen si no son tomadas cada año.

Un millón de córdobas están solicitando para “liquidación del resto de personal por renuncias”, y 530 mil córdobas para el seguro médico de los contralores. Según Argüello Poessy, él y José Pasos Marciacq no se benefician de este seguro por no ser “asegurables”, debido a sus múltiples dolencias y avanzada edad.

¿Por qué El Almendro sí?
Trece auditorías en los municipios fueran suspendidas debido a la crisis financiera que atraviesa esa entidad. Ni Argüello Poessy ni Francisco Javier Caldera, responsable de la Oficina de Presupuesto de esa entidad, precisaron cuánto estaba presupuestado para realizar esas auditorías. En el Presupuesto General de la República se asignaron tres millones de córdobas para auditar el Presupuesto General de la República, y en la reforma de este se destinaron tres millones de córdobas más.

No obstante, la Contraloría no suspendió una auditoría en El Almendro, Río San Juan. Según Argüello Poessy, esta auditoría costará 350 mil córdobas, y no fue suspendida porque “vinieron más de 100 habitantes de El Almendro a pedirnos que se aplicara una auditoría por supuestas irregularidades del señor alcalde”.

Sin embargo, extraoficialmente se conoce que esto pudo estar motivado por razones políticas, pues el alcalde de ese lejano municipio, Luis Francisco González, está apoyando al empresario radial y candidato por una de las otras facciones liberales, Fabio Gadea Mantilla.

González fue electo por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y recientemente el candidato presidencial por ese partido, Arnoldo Alemán, visitó esa ciudad, lo llamó “camaleón político”, y se refirió a la auditoría que están practicándole a su gestión.