•  |
  •  |
  • END

La Educación Superior en Nicaragua, en particular, y el sistema educativo en general, están atravesando la peor crisis registrada en los últimos años por el deterioro ético y de la calidad profesional en la formación de estudiantes, lo que está condenando al país al retraso en su desarrollo científico, económico y social.

Así lo expresó el reconocido maestro Násere Habed López, Decano Emérito de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, núcleo de Managua (UNAN-Managua), y profesor de la asignatura de Filosofía del Derecho y Ética Profesional de esa misma entidad.

“Hay un grave deterioro ético, que nosotros observamos en todos los actores del proceso educativo: en los profesores, en los directores, en los alumnos y en los padres de familia. Es un proceso de deterioro general”, puntualizó el maestro Habed.

Sexo, “piedras”, reparaciones

“Casos por ejemplo, de acoso sexual, de venta de las guías sobre lo que va a salir en los exámenes, reprobar a los alumnos para obligarlos a que tomen clases particulares”, señaló.

Según él, entre 2006 y 2007 encabezó estudios con profesores y estudiantes universitarios para medir y analizar sus debilidades en la aplicación de la ética en los procesos pedagógicos. Los resultados fueron tristes y desalentadores.

Entre los casos de corrupción de parte de docentes universitarios, según uno de los informes, se destacan la alteración de notas de los alumnos, la falsificación de certificados, de diplomas y de títulos académicos.

También resaltan en el documento: cobrar por nivelaciones al final del semestre, realizar exámenes de rescate y cobrarlos, vender o recomendar libros para ganar comisiones de las casas distribuidoras.

Y “enamorar a los alumnos (as) y acosarlos sexualmente”, y “entablar relaciones amorosas con los alumnos (as)”.

“Estos estudios nos confirman que hay un deterioro ético en el sistema educativo nacional. Si nosotros comparamos el deterioro ético de los estudiantes de ahora, en relación con los estudiantes de unos veinte o treinta años atrás, vamos a ver que hay una distancia muy grande en la calidad del alumno”, afirmó el profesor Habed.

“Claro que hay excepciones importantes, de profesores distinguidos. Pero la tónica general es la falta de ética”, comentó.

Gran preocupación

El académico se mostró preocupado por las publicaciones en EL NUEVO DIARIO, en las que se han revelado casos de centros de estudio como la Universidad Paulo Freire, que extendió más de 50 títulos sin control a italianos; o el de la Universidad de Las Américas (ULAM), que imparte la carrera de Derecho sin la autorización el Consejo Nacional de Universidades (CNU).

“Ya EL NUEVO DIARIO ha publicado casos de venta de títulos, de venta de diplomas, pero eso lo observamos también en todo el profesorado”, afirmó.

Habed López calificó de “modelos dañinos” a los directores de recintos públicos y privados, y a los profesores que “comercializan” la educación para ganar “dinero fácil”.

“Defraudan a las personas, pero también defraudan a la sociedad. Defraudan al futuro del país”, criticó.

Afirmó que la crisis por la falta de ética en la enseñanza académica no sólo afecta a las personas, “sino que afecta el futuro económico y social de Nicaragua, porque hay una estrecha relación entre la formación ética y la prosperidad económica”.

Pero también enfatizó la falta de valores entre los mismos estudiantes, a quienes “no les interesa ser un buen profesional, con tal de aprobar el año de cualquier manera”.

“Si todo este sistema funciona mal, lo que aguarda para Nicaragua es una especie de suicidio en lo personal, y en lo institucional como organización social”, concluyó.

De Castilla se repliega

Por su parte, Miguel De Castilla, Ministro de Educación, insistió en mantener su distancia sobre los graves cuestionamientos a la Educación Superior en Nicaragua, que se han publicado a través de las páginas de este diario desde el pasado lunes.

Irónicamente, su silencio se repitió ayer cuando develó un muro en conmemoración al 50 aniversario de la Autonomía Universitaria.

De Castilla se excusó de brindar declaraciones diciendo que no quiere “echar más gasolina a la cosa. Mi rol son las escuelas de preescolar, primaria, y secundaria, por eso deben consultar a Telémaco Talavera”, dijo.

La entrevista se interrumpió cuando el titular de Educación dijo que no hablaría más de la calidad de la educación superior, y que sólo se referiría al evento. Cabe destacar que en el acto no estuvieron presentes Telémaco Talavera, Presidente del CNU, ni rectores de las universidades públicas del país.