•  |
  •  |

Directivos de Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, CHN, revelaron ayer que la empresa está próxima a firmar los contratos de compraventa de energía con las empresas distribuidoras Disnorte-Dissur, de Gas Natural.

Roberto Abreu de Aguilar, Gerente General de CHN, explicó que ya se entró en un “proceso de negociación” de estos contratos con Gas Natural, que permitirán vender la energía producida por el proyecto Tumarín, que producirá hasta 253 megavatios de potencia instalada en su máxima capacidad.

Explicó que el precio establecido en los contratos es de 118 dólares por megavatio producido, monto que fue aprobado recientemente por la Comisión Negociadora del Proyecto Tumarín, compuesta por varias instituciones del Estado, la empresa y diputados ante la Asamblea Nacional.

“Los contratos son los más importantes para la futura aprobación de la Licencia de Generación, que nos permitirá arrancar con las obras mayores. Las negociaciones con la distribuidora van bastante avanzadas, faltan algunos detalles que nos llevará algunos días para concluir. El costo de generación se mantiene en 118 dólares, con un mecanismo aprobado para que el contrato no se desequilibre por la inflación y se estima que haya un máximo de aumento de 2.8% de reajuste periódico”, agregó.

Avances en obras
Abreu destacó que parte del programa de obras menores fue la ampliación de un mapeo de la zona, para garantizar la protección de recursos arqueológicos que se pueda encontrar en la fase de excavaciones y así darle su debida protección como lo establecen los estudios de impacto ambiental del proyecto.

Agregó que ya se están instalando al menos 17 contenedores que son parte de los campamentos de apoyo, donde se albergará a los obreros que trabajarán en la construcción de obras mayores; además de trabajos de reconocimiento y de arreglo de caminos que garantizan las condiciones de tráfico y acceso al proyecto.

“Ya se construyen las bases para asegurar contenedores de albergue. Preparamos toda la documentación requerida para la aprobación de la Licencia de Generación, que incluye los contratos de compraventa de energía; estimamos que en un máximo de 90 días toda esta documentación esté lista y así poder avanzar con el proyecto en general en noviembre próximo, con las obras de construcción de mayor envergadura, que incluye la represa Tumarín”, aseguró.