•  |
  •  |

La lluvia que permaneció casi todo el día de ayer, evidenció la vulnerabilidad y la exposición al peligro en que vive buena parte de la ciudadanía nicaragüense. Un sistema de baja presión, ubicado en el Pacífico centroamericano, ocasionó diversos estragos en el territorio nacional: hubo anegaciones, viviendas destruidas, deslaves, gente evacuada y cuatro muertos.

De acuerdo con el informe que presentó anoche el presidente Daniel Ortega, este fenómeno afectó a 1,622 personas de todo el país, entre ellas, se registran cuatro muertos. Informó que hubo 233 viviendas afectadas, seis puentes colapsados. “No se trata de sembrar alarma, sino que se trata de prevenir. Esto significa que no nos confiemos, porque con la naturaleza no nos podemos confiar”, reiteró el mandatario.

Muertos en  León y en Chinandega
Un muerto y más de 20 familias autoevacuadas se registraron este martes en el departamento de León, producto del fenómeno lluvioso, que afecta el país. En el municipio de Nagarote, la Cruz Roja reportó la muerte por ahogamiento de Arturo Carranza Aburto, de 58 años, quien fue arrastrado por las corrientes marinas, mientras realizaba recolección de huevos de tortuga, en el estero El Junquiyal, ubicado en el balneario El Tránsito.

Carranza fue la primera víctima que se registró en el departamento, sin embargo, miembros de Cruz Roja y Defensa Civil, realizaron alrededor de tres rescates, en los ríos El Tamarindo y Sinecapa, que corresponden a los municipios de La Paz Centro y  Santa Rosa del Peñón.

En León se registraron ríos desbordados, caída de árboles, crecida de cauces, e inundaciones en las zonas bajas de Sutiaba.

El niño Sander Mungía Caballero, de dos años, originario del barrio “Teodoro King”, falleció este martes en El Viejo, Chinandega, cuando cayó en un cauce y fue arrastrado por las corrientes. Los Bomberos voluntarios de El Viejo encontraron el cuerpo a las 3:30 de la tarde, 500 metros antes de llegar a la finca La Estrella, al noroeste de esa ciudad, cerca del río Toro Blanco.

Si el mal tiempo persiste, las clases podrían seguir suspendidas en los trece municipios de este departamento.

Durante el reporte que brindó anoche el Presidente de la República, este informó de última hora el fallecimiento de Orlando Ortiz, originario de Somotillo, por lo que el desafortunado se convirtió en la cuarta víctima fatal provocada por el sistema de baja presión que inició la noche del lunes.

Niña perece en Villa “Carlos Fonseca”
La lluvia que azotó gran parte del Pacífico del país, dejó entre las víctimas fatales a la pequeña Naydeling Vanesa García Ortiz, de ocho años, en el barrio La Esperanza, de Villa “Carlos Fonseca”. La niña salió a realizar compras, cuando el viento que soplaba reventó un cable de energía, que le cayó en el cuello, y le provocó la muerte de forma instantánea.

En tanto, miembros de Cruz Roja Nicaragüense, ayer por la mañana, evacuaron a cuatro familias de la comarca La Danta, ubicada en el kilómetro 31 de la Carretera El Crucero-Diriamba. Los evacuados fueron 16 personas en total, entre niños y adultos, una de las viviendas sucumbió, y en el cerro Las Marías se reportó un pequeño deslave.

El desbordamiento de El Salto cortó una parte del puente peatonal que comunica a la comarca San Cristóbal, por lo que varios pobladores solicitaron la ayuda de la Alcaldía para regresar a sus viviendas. También la crecida del río Jordán, ubicado en el kilómetro 42 de la carretera que conduce del El Crucero a San Rafael, por el sector de El Chile, quedó sin acceso.

Deslave en cerro Samaria en Masaya
En la comunidad de Las Pilas fueron evacuadas 21 familias hacia la Escuela “Monseñor Ignacio Potoy”, debido al deslave que ocasionaron las constantes lluvias en el cerro Samaria. El derrumbe de este cerro dejó cinco viviendas aterradas, y tres semidestruidas.

El jefe de la IV Región de la Defensa Civil, teniente coronel Andrés Rizo, explicó que del departamento de Masaya, La Concepción es el municipio más afectado por las lluvias.

Xiomara Obando, habitante de Las Pilas, contó con lágrimas en sus ojos que su casa quedó enterrada, y que gracias a Dios ellos lograron salir a tiempo de la vivienda.  Agregó que un sobrinito y su cuñado fueron arrastrados por las corrientes, pero vecinos lograron salvarlos a tiempo y fueron trasladados al hospital de Carazo.

La diputada Jacaranda Fernández dijo que estas personas van a ser ayudadas por el gobierno, con cien frazadas, cien paquetes de comida para una semana, 140 colchones y 23 camas de dos pisos. Además, ya se ubicó un puesto médico en donde se atenderá a los afectados.

Evacuaciones en Carazo y en Rivas
Las autoridades de emergencia evacuaron a 24 familias en Carazo, después que las lluvias provocaran deslizamientos de tierras en las carreteras, cauces rebasados  y casas inundadas por el temporal.

Asimismo, el desborde el río Ochomogo, en Rivas, obligó a salir a 11 familias que habitan en las cercanías del río. Otras comunidades que también fueron perjudicadas en ese departamento, son San Roque y San Miguel de Apompuá.

En San Juan del Sur, el mar lucía feroz, y fue tanto el temor, que los pescadores decidieron sacar sus embarcaciones, pero hasta el cierre de esta edición, no se reportaban comunidades incomunicadas.

En Managua, se cerró la Feria de la Niñez Feliz.

Según el último reporte del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, las precipitaciones continuarán de forma intermitente, de ligeras a moderadas, con mayor incidencia en la región del Pacífico, principalmente en sus zonas Central y Occidental.

(Con la colaboración de José Luis González, Róger Olivas, Mercedes Vanegas, Tania Goussen, Lésber Quintero y Francisco Mendoza)