Gustavo Álvarez
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

El gobierno municipal debería de asumir el control del transporte urbano colectivo para terminar con los constantes subsidios millonarios que se otorga al sector, opinó Enrique Picado, representante del Movimiento Comunal, mientras economistas independientes coinciden en que no se puede seguir premiando la ineficiencia de los dueños de buses.

El rechazo a que se otorgue el subsidio del transporte también fue expresado por la población usuaria, que se expone cada día al peligro al utilizar este servicio, en el que se trata mal al pasajero, además del peligro que corre al viajar en unidades destartaladas.

Los diputados se preparan para aprobar un nuevo subsidio al transporte urbano de Managua y Ciudad Sandino por el orden de los 5.9 millones de dólares, para evitar que los empresarios transportistas incrementen las tarifas, en medio de críticas que señalan que más bien deberían cobrarles deudas millonarias que tienen con el Estado por buses que nunca pagaron.

Picado dijo que para no seguir siendo presa de un sector que no ha cumplido con sus compromisos de mejorar el servicio, debería de terminarse el beneficio que se les otorga y que se conforme una empresa municipal de transporte.

Municipalidades asumen este servicio en muchas capitales
Aseguró que aún con la tarifa a 2.50 córdobas, los transportistas obtienen utilidades, pero si insisten en que no es así, podría adoptarse el servicio de transporte urbano administrado por gobiernos municipales, tal como se hace en muchas capitales del mundo de manera exitosa.

Por ejemplo, dijo que se puede tomar como una arteria líder el trayecto entre Ciudad Sandino y Las Mercedes, y a partir de ésta, se derivarían las ramas o rutas hacia diferentes destinos.

Picado señaló que pueden existir las empresas privadas que presten servicio de transporte, pero también otro municipal, que estaría destinado a la población de menos recursos.

Añadió que esta propuesta de servicio municipal podría arrancar con los casi 300 buses que se dice están disponibles para los transportistas.

Los de Managua privilegiados
Picado se preguntó por qué se está respaldando con subsidio sólo a los transportistas de Managua, alegando beneficiar a la población, mientras en Masaya, León y todos los departamentos del país, incluyendo las comunidades más remotas, el precio del pasaje sube, sin importar los pobres.

Dijo que el problema es serio en todo el país, e igual situación enfrentan los usuarios que utilizan el transporte interdepartamental, el de las comarcas y poblaciones alejadas, donde la gente está “ahogada” por las tarifas del transporte, que le evitan poder adquirir otros bienes como medicinas y alimentos.

Puso como ejemplo el trayecto que recorre un bus entre las comunidades rurales de La Lana y El Cua, en Jinotega, donde el pasaje cuesta 30 córdobas --un recorrido similar al que hace una de las rutas de Managua--, y afecta la seguridad alimentaria de los campesinos.

No hay equidad
Para el economista Sergio Santamaría, no se está cumpliendo el principio de equidad con el subsidio que se está otorgando a los transportistas de Managua, porque a la gente de Masaya y León le están cobrando más en la tarifa.

Se preguntó por qué no mejor aumentar la tarifa a 3 córdobas en la capital, así como se hace en los departamentos, para no tener que seguir en el círculo vicioso de estar subsidiando a los transportistas.

Santamaría estimó que con la tarifa a 2.50 córdobas, los empresarios del transporte llegan al punto de equilibrio, pero a 3 córdobas, obtienen un margen de ganancia del 30 por ciento, que evitaría el subsidio.

“En Masaya la gente paga 3 córdobas en su tarifa, ¿y por qué a los de Managua hay que subsidiarlos?”, se preguntó.

Aseguró que el dinero que se entregará a los transportistas es una forma de subsidiar la ineficiencia, mientras los buseros se niegan a adquirir las unidades provenientes de Japón, que tienen un rendimiento por galón superior a los que están utilizando.

El economista indicó que los transportistas no quisieron los nuevos buses, y si el negocio no es rentable, se debería entregar a personas que lo pueden explotar de manera más eficiente y dejar de subsidiar la ineficiencia.

Tratados peor que animales

Para Enrique Picado, del Movimiento Comunal, la población no puede seguir siendo presa de “máquinas de la muerte”, en las cuales pocos conductores brindan un buen trato al usuario.

“La gente resiente que haya subsidio al transporte y seguir con las mismas chatarras, con un trato que pareciera ser para animales. Es más, algunos animales son mejor transportados que la gente en los buses, y por eso respaldaríamos que tanto el gobierno como el Parlamento aprieten la tuerca a los transportistas”.

Insistió en que no puede continuar otorgándose subsidio en estas condiciones, y aunque el gobierno se está enfocando en combatir la pobreza, falta mucho por hacer en el tema del transporte.