•  |
  •  |

Un poco más de 150 nicaragüenses que viven en Perú resultaron ilesos del terremoto que el pasado miércoles azotó este país, informó el agregado cultural con funciones consulares de la Embajada de Nicaragua en Lima, Sidartha Marín.

Según el diplomático, los registros consulares de la sede indicaban que de los 150 nicaragüenses registrados en Perú, el único que vivía en la zona mayormente afectada era el señor Eduardo Argeñal Traña.

“De ninguno de los hermanos nicaragüenses que viven en Perú, principalmente en Lima, hemos recibido una señal de auxilio o ayuda. Hemos llamado y sabemos que están bien porque viven principalmente en esta zona de Lima, donde el sismo no se sintió tan intenso ni provocó daños”, detalló el funcionario diplomático.

“Al señor Argeñal lo hemos tratado de contactar vía telefónica, pero los sistemas de comunicación colapsaron, con los Bomberos y la Policía hemos solicitado su ubicación, y en cuanto tengamos noticias de él podremos ayudarle en caso de que necesite auxilio”, explicó Marín, detallando que el nica estaba asentado en la región de Ica, costa sur del país.

El diplomático señaló que los trabajadores nicaragüenses de la sede diplomática están laborando normalmente y monitoreando minuto a minuto las noticias locales, en busca de compatriotas en problemas. “Seguimos laborando normalmente, pero estamos atentos a las noticias por si hay que ayudar a un hermano nicaragüense o peruano”, dijo Marín, quien explicó que tras el sismo envió inmediatamente un informe sobre la situación de los nacionales al Ministerio de Relaciones Exteriores.

Pesar por víctimas
Sobre el ambiente que se vive en el país, Marín contó que hay pesadumbre y dolor por la cantidad de muertos y heridos que viene en aumento.

“Es un ambiente de dolor y solidaridad. La gente de todo el país está colaborando con las instituciones y dando su granito de arena, en un ambiente de solidaridad que sólo se vive en momentos tan trágicos como éstos”, dijo el funcionario consular, quien agregó que la televisión local está trasmitiendo imágenes terribles que indican que el daño del terremoto puede ser superior a lo reportado hasta ahora.

Por el gobierno de Nicaragua, el embajador ante Lima es el comandante Tomás Borge Martínez, quien ratificó la información sobre el nicaragüense.

“Nica está extraviado”
El diplomático, de paso en Managua, evitó el término “desaparecido” para decir mejor que Eduardo Argeñal Traña “se halla extraviado”. “Desde la Embajada se le ha estado tratando de localizar y no se ha logrado establecer contacto con él”, dijo Borge.

Argeñal Traña trabaja para un organismo. Es lo único que se conocía ayer, y reside en Ica, donde el gobierno declaró el estado de emergencia. La ciudad se localiza a 145 kilómetros al sudeste de Lima, próxima al sitio donde el sismo registró su epicentro.

El embajador ratificó que los familiares de los residentes en Perú, la mayoría establecidos en Lima, están bien.

“Hemos hecho las consultas y todo está bien. No hay ningún daño físico en la sede diplomática”, dijo Borge, al preguntársele sobre supuestos estragos en el edificio. De Argeñal Traña afirmó que la Embajada “le da seguimiento. No se puede decir lo que haya pasado. Se está a la pesquisa de su paradero. En cuanto tengamos información se la daremos a los familiares”.

Este jueves Borge trató de comunicarse con su esposa, Marcela, pero la señal estaba muy sucia. La telefonía al parecer resultó muy afectada a lo interno de la nación andina. Es probable que este sábado Borge se reúna con el presidente Alan García, a quien le entregará una carta del presidente Daniel Ortega, donde le expresa la solidaridad con las víctimas de la catástrofe.

Con Ortega, el comandante Borge exploraría la posibilidad de ofrecer algún tipo de auxilio a las víctimas. “Allá hace mucho frío y debemos ver qué les podemos enviar”, indicó el embajador.