•  |
  •  |

El asesor económico del presidente Daniel Ortega, Bayardo Arce, tácitamente admitió ayer que la toma de la terminal de la compañía Esso en Corinto, es un mecanismo para presionar a la transnacional a que se siente a negociar con el Gobierno, y aunque no aclaró el fin de esa negociación, se dio a entender que se trata de la utilización de sus planteles para el manejo del petróleo venezolano.

Arce adornó sus declaraciones indicando que en Estados Unidos uno de los elementos claves de la gestión económica es el cobro de impuestos, sin embargo, no explicó de dónde nació la deuda de la Esso ni tampoco hizo mención de la sentencia por medio de la cual se confirmó que la transnacional debe al Estado de Nicaragua.

¿Cómo sabe que la deuda es cierta?
“En Estados Unidos nadie juega con impuestos y más bien debería ser una preocupación del gobierno norteamericano y del embajador, asegurarse de que las empresas norteamericanas, de acuerdo con el espíritu de las leyes de su país, paguen sus impuestos en cualquier lugar del mundo donde operen”, dijo Arce.

Autoridades de Aduanas se tomaron el viernes pasado por la tarde las instalaciones de la Esso en el Puerto de Corinto mediante una orden judicial, por el supuesto adeudo de 54 millones de córdobas en impuestos, pero en realidad los de Aduanas llegaron cuando Petronic prácticamente había tomado por asalto la institución.

Arce dijo que el embajador de EU, Paul Trivelli, “a veces pone una tónica dramática en sus declaraciones”, porque el día anterior advirtió que el embargo judicial contra la Esso podría dañar las relaciones comerciales entre Nicaragua y su país.

“Ellos mismos, las autoridades norteamericanas, tuvieron que ‘quebrar’ por la vía de los impuestos al mafioso Al Capone”, señaló.

Arce admitió que Trivelli pidió que haya una salida negociada por medio del diálogo. En ese contexto, dijo que el titular de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, recibió al gerente de relaciones internacionales y otros dos funcionarios de la empresa Esso, a quienes se les expresó la mejor voluntad del gobierno de buscar una salida conversando.

Expresó que el embargo judicial no surgió de la noche a la mañana, y que en la Dirección General de Aduanas (DGA), le informaron que ya tienen meses de hacer el cobro, incluso se auxiliaron con la Procuraduría de Justicia y no se encontró eco, no obstante, el mandamiento de embargo ni siquiera fue enseñado a los funcionarios de la Esso, quienes fueron desalojados por las vías de hecho.

He aquí la confesión
El funcionario dijo que para sorpresa del gobierno, después de la reunión entre Rappaccioli y los representantes de la Esso, éstos ofrecieron ayuda y apoyo para la importación del petróleo venezolano.

Recordó que cuando el alcalde de Managua, Dionisio Marenco, gestionó la importación del crudo venezolano, la primera compañía que buscó fue precisamente a la Esso y ésta no respondió positivamente.

“En su momento se les agradecerá que de mutuo propio hayan ofrecido ayuda, pero lo primero es lo primero, lo primero que hay que resolver es el problema fiscal”, comentó Arce, es decir, si eso fuera cierto, espera que la supuesta deuda sea reconocida así en todas las instancias judiciales. ¿O ya Arce lo da como cosa juzgada sin que siquiera se haya bonificado el embargo?

Amcham pide respeto a legalidad
El presidente de la Cámara de Comercio Americana (Amcham) y representante de la Empresa Energética Corinto, César Zamora, dijo que la situación en el caso de la Esso “es muy delicada”, y que si el tema de fondo es lo relacionado con el asunto del petróleo venezolano, pues que se separen las cosas y se resuelvan por aparte.

“El comandante Arce dijo que también está el tema de utilizar la infraestructura de la Esso para almacenar el combustible de Venezuela, y los representantes de la Esso han dicho que son temas que se tienen que resolver por separado, que primero se resuelva lo de la intervención y luego se siga discutiendo el asunto de la traída del combustible venezolano que es sin duda alguna el tema de fondo”, dijo Zamora.

Añadió que los representantes de la transnacional se reunieron con el Cosep ayer y les manifestaron su disposición de enseñar sus libros y arreglar por la vía institucional la situación.

“Es importante que se respete el marco de la ley, y creemos que si hay una intervención de los activos de la Esso por una demanda de Aduanas, la misma ley prevé que quien debe operar el plantel, es la propia compañía para no poner en riesgo la seguridad de la empresa y su operatividad”, dijo Zamora.

El embargo preventivo contra las instalaciones de la Esso en Corinto se realizó sin notificación a la parte afectada antes de embargar, ni se nombró como depositario al dueño de las instalaciones.

Zamora explicó que de no superarse la situación pronto, podría verse afectado el suministro de combustible refinado al público en general, es decir, gasolina y diesel “premium”, una situación que no ha ocurrido en los últimos 16 años.

En ese sentido, indicó que el presidente del Cosep, Ervin Krüger, tiene comunicación directa con el presidente Ortega, y que será él quien planteará que lo mejor es que se supere la situación de manera expedita.

Es “bola ensalivada”, dice experto fiscal
No obstante, para el experto en derecho fiscal, René Vallecillo, la negociación que busca la Esso no tiene sentido, pues los impuestos que generan el petróleo crudo y sus derivados siempre se han cobrado como una tasa única en la distribución y no cuando se introduce al país.

“Pareciera ser una bola ensalivada”, agregó el también ex viceministro de Hacienda, al analizar el procedimiento irregular que se utilizó para el embargo preventivo.

A través de un escueto comunicado, la DGA informó ayer que el motivo del embargo preventivo ejecutado el viernes, es porque la petrolera “se ha negado a pagar los impuestos por importación de petróleo no declarado, incumpliendo lo estipulado en el compromiso existente entre la DGA y la Esso”.

Vallecillo afirmó que siempre se han cobrado los tributos del petróleo y sus derivados, como un impuesto único conglobado, en el que se incluyen el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto Municipal, el Selectivo de Consumo (conocido como ISC) y el Derecho Arancelario a la Importación (DAI).

Este último sería el que le corresponde a Aduanas, y según el especialista en temas fiscales, la DGA lo que tendría que hacer es decirle a la Dirección General de Ingresos (DGI) que le entregue la parte que le corresponde por el DAI cobrado en la distribución de petróleo y sus derivados.

La DGA señaló en su comunicado que la institución está facultada para ejecutar el embargo preventivo contra la Esso mediante la Ley 339, Ley Creadora de la Dirección General de Servicios Aduaneros y de Reforma a la Ley Creadora de la DGI; del Decreto 20 de 2003 y de la legislación aduanera en general.

Operaciones en riesgo
José Ignacio Morales, Gerente de Ventas de la Esso, dijo durante una conferencia brindada ayer en la sala de reuniones del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), que ellos son una empresa seria y que siempre han cumplido con sus obligaciones con el Estado de Nicaragua.

El encargado de Relaciones Públicas de Esso, Alfredo Fernández, dijo por su parte que se notificaron del embargo hasta ayer, porque fueron a buscar el documento. A la vez, indicó que es una “falsedad” que deban impuestos, porque los combustibles están exentos de los mismos, y que la misma DGA señaló en su comunicado que lo que existe es que hay impuestos no declarados, lo cual es completamente distinto.

“Cuando nosotros importamos informamos a la Aduana, y puede ser que esté faltando un papel o lo que sea, pero si es eso que nos digan cuál es, lo buscamos y se los mostramos, pero es completamente falso que debamos impuestos”, dijo Fernández.

Añadió que se han enterado de que las personas ajenas a la Esso que se encuentran dentro de sus instalaciones, han iniciado una serie de acciones riesgosas para sus trabajadores y la comunidad misma. “Los que se tomaron la terminal han estado haciendo trabajos de soldadura, y eso es peligroso para todos”, dijo Fernández, quien insistió en el pésimo mensaje que está enviando el Gobierno a los inversionistas locales y extranjeros.

Santos no ve mayor problema

El canciller de la República, Samuel Santos, consideró un poco acelerada la declaración de la Embajada de Estados Unidos, en donde advierte de una posible afectación de las relaciones económicas bilaterales por la intervención judicial de la compañía Esso en Corinto.

Confirmó que hay pláticas abiertas con la compañía petrolera para hacer efectivo el debido pago de impuestos, y que la transnacional ha enviado a un equipo de altos ejecutivos desde Estados Unidos para atender el asunto. Santos confió en una rápida solución al diferendo que se examina por la vía judicial y en el que se ha puesto a trabajar el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli.

Procurador oficioso
Al igual que lo hizo en el caso de Arenas Bay, en Tola, después que se denunció la supuesta extorsión por parte del ex diputado sandinista Gerardo Miranda, el Procurador General de la República Hernán Estrada, justificó el accionar de la DGA, pues el Estado, según él, solo cobra lo que le deben.

“Al Estado lo que le interesa es que paguen o hagan un arreglo de pago. Se está conversando con los dirigentes de la Esso a nivel de América Latina. El objetivo del gobierno se logró: sentarlos y hacer un arreglo que beneficie al país” dijo Estrada, también dando por cierta la deuda y la sentencia judicial.

El procurador afirmó que de parte del Estado ha habido una “connivencia” (tolerancia) hacia la Esso, ya que tienen 27 casos pendientes por derrame de combustible a lo largo de todo el territorio nacional, en lo que se llama una salida por la tangente.

Nicho Marenco y Payo Solís minimizan
El vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís, y el alcalde de Managua, Dionisio Marenco, desestimaron ayer que el embargo preventivo decretado contra la Esso constituya un acto confiscatorio, y mucho menos que vaya a afectar las relaciones bilaterales entre Nicaragua y Estados Unidos.

Pero no hubo toma
“No es relevante el caso, porque yo tengo un juicio con la Esso y con todas las petroleras que no han pagado su matrícula anual, ellos apelaron y no hay ninguna fricción, nosotros los demandamos y están en la Corte”, ejemplificó Marenco.

Solís propugnó porque la compañía petrolera y la DGA inicien negociaciones para que lleguen a un arreglo extrajudicial
“No, en absoluto hay confiscación, lo que hay es un embargo preventivo sobre esas instalaciones para buscar cómo se le paguen los impuestos, y si no hay deuda eso se verá en el juicio o la negociación, pero no hay ninguna confiscación. Yo soy partidario de una negociación”, explicó Solís.

Informó que se comunicó con la judicial Socorro Toruño, a cargo del proceso, y que ésta le explicó que el Estado no rindió fianza, porque de acuerdo con la ley no necesita hacerlo, y que decretó como depositario al director de Aduanas en Corinto, amparándose en la legislación que rige la materia. La ley dice lo contrario.

Marenco reveló que desde hace un año entabló una demanda judicial contra cuatro empresas petroleras que adeudan 90 millones de córdobas a la Comuna en concepto de matrícula de operación.

(Con la colaboración de Esteban Solís, Gustavo Álvarez, Eduardo Marenco y Eloísa Ibarra).