Róger Olivas
  •   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

La fuente, que solicitó el anonimato por razones obvias, aseguró que el combustible llegó a Corinto procedente de Venezuela en el barco “Caribean Unity”, el cual trae cien mil barriles de combustible propiedad de Petronic, como parte de los acuerdos con el presidente Hugo Chávez. Añadió que la otra parte del carburante fue almacenado en los tanques de la empresa Asteldi.

Soldadura irresponsable
“El sábado la juez terminó de hacer el embargo, y el domingo atracó el barco en el muelle de carga líquida de la Empresa Portuaria Nacional. Irresponsablemente, empleados de una empresa de Managua, contratados por Petronic, soldaron para hacer tuberías y conexiones, y a la vez descargaron a cuatro metros el producto, constituyendo un serio peligro que alarmó a cientos de pobladores, que recordaron el incendio de los tanques por parte de la contrarrevolución en 1983”, dijo la fuente.

Precisó que reclamaron a Zapata, quien de forma prepotente dijo que traía órdenes directas de la Presidencia de la República para introducir el combustible en siete tanques del plantel uno, con capacidad de 6 mil barriles cada uno. Criticó la actitud del alto funcionario de Petronic, el cual indebidamente ordenó reparaciones en el plantel perteneciente a la Esso Standard Oil.

Violó las normas de seguridad portuaria
Nuestro informante aseguró que Zapata argumentó que cumplía una orden orientada a Francisco López, Presidente Ejecutivo de Petronic, y que le importaba poco el Consejo de Seguridad Portuaria y las autoridades, poniendo en peligro al puerto más seguro de Centroamérica.

“Este señor obvió las medidas de seguridad del puerto de Corinto, y amenazó que el funcionario que se opusiera recibiría su carta de despido por parte de la Presidencia”, dijo la fuente, que aseguró que el embargo es un pretexto para que Petronic se apropie de los planteles uno y dos de la Esso Standard Oil.

En este último funciona el despacho de carga, con cinco tanques.

Manifestó que Petronic habría propuesto a la Esso el alquiler del plantel uno, pero como se negó, tomaron la represalia y tienen sus 18 mil barriles de diesel en los tanques de la transnacional petrolera.