Fermín López y José Adán Silva
  •  |
  •  |
  • END

Una facción de la agrupación indígena Yatama, opuesta al gobernante Frente Sandinista, FSLN, declaró persona non grata ayer al presidente del Consejo Supremo Electoral, magistrado Roberto Rivas Reyes, por aprobar la postergación de las elecciones municipales en tres municipios de la Región Autónoma del Atlántico Norte.

En un mitin público realizado la tarde de ayer en el Parque Central de Bilwi, capital de Puerto Cabezas, los dirigentes de la protesta leyeron un comunicado donde declararon a Rivas Reyes como personaje no grato en toda la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

Rufina Centeno, ex concejal del Partido Liberal Constitucionalista y activista liberal, leyó la declaratoria ante simpatizantes Yatama que se oponen a postergar las elecciones.

Por marioneta

“Los pueblos indígenas de la RAAN, declaramos non grato al señor Roberto Rivas Reyes, por prestarse como marioneta del FSLN a violar los derechos políticos de los ciudadanos de la Costa”, leyó Centeno.

Rivas Reyes, un aliado del FSLN en el CSE, votó junto a los magistrados sandinistas para trasladar la fecha de las elecciones municipales en tres de los ocho municipios de la RAAN (Puerto Cabezas, Prinzapolka y Waspam).

Argumentando falta de condiciones técnicas por los destrozos causados por el huracán Félix en la zona, los magistrados del FSLN decidieron postergar hasta el último domingo de abril las elecciones en los municipios señalados.

Antes de ello, el mismo presidente Daniel Ortega había abogado públicamente por suspender las elecciones en la región, con los mismos argumentos que usó el CSE para tomar la controversial decisión.

¿Negocios tras maniobra?

Grupos opositores al FSLN y dirigentes indígenas de Waspam y Prinzapolka, acusaron al gobierno de Ortega de manipular la Ley Electoral para suspender los comicios por motivos económicos.

Minerva Wilson y Ulises Fernández, dirigentes indígenas de Waspam y Prinzapolka, denunciaron que el gobierno ha entregado concesiones madereras de millares de hectáreas a compañías norteamericanas y chinas, y supuestamente están negociando contratos de exploración de yacimientos de petróleo al Gobierno de Venezuela.

La decisión del CSE mantiene alterados los ánimos y dividida a la población en la RAAN, a tal extremo de que el pasado viernes hubo violentos disturbios entre quienes apoyan la medida del Gobierno y entre quienes se oponen.

Las dos facciones Yatama salieron a las calles y se enfrentaron a balazos, pedradas, golpes y tubazos. Quemaron vehículos del Estado, bloquearon calles y destrozaron y saquearon el edificio de la Alcaldía de Bilwi.

Producto de la refriega, 13 personas resultaron heridas y 17 fueron detenidas. Dos de los heridos se encuentran en grave estado en hospitales de Managua, luego que recibieran impactos de bala supuestamente por la facción Yatama afín al FSLN.

14 pasan a juicio

El jefe de la Policía de Puerto Cabezas, comisionado mayor Roberto González Kraudy, informó que 14 de las personas detenidas pasaron a la orden del Ministerio Público para ser llevados a juicio este lunes.

El pasado sábado, el Fiscal General de la República instruyó al Fiscal de la RAAN, Juan Barrios Saballos, a investigar los hechos y actuar conforme a derecho en la investigación de los hechos violentos.

Además, la Policía local informó que una agrupación de la organización indígena solicitó permiso para una concentración pública, la cual fue autorizada bajo el llamado de atención de no alterar el orden de la ciudad.

El pasado sábado, el dirigente miskito Osorno Coleman anunció una jornada de protestas en Bilwi y en otros municipios de la RAAN e incluso en la Región Autónoma del Atlántico Sur.

Hasta ayer se desconocía tanto en el Triángulo Minero como en Bluefields que la organización indígena hubiera solicitado permiso policial para manifestarse en las vías públicas, mientras en Bilwi agentes antimotines vigilaban la ciudad y los edificios públicos.