•  |
  •  |
  • END

AFP / MANAGUA

Las industrias de las Zonas Francas de Nicaragua se han convertido en los últimos cuatro años en una pujante alternativa de empleo y atracción de inversiones extranjeras interesadas en capitalizar el acceso del país centroamericano al mercado estadounidense.

En total, 121 empresas originarias en su mayoría de Estados Unidos, Corea del Sur, Nicaragua y Taiwan, operaban en 2007 bajo un régimen especial de Corporación de Zonas Francas (CZF), que Nicaragua inició en 1992 sólo con cinco firmas.

La expansión de la industria, que se dedica fundamentalmente a la confección de ropa y accesorios, generó el año pasado 1,200 millones de dólares en exportaciones, lo que representa el 52% de las ventas realizadas desde Nicaragua al exterior, declaró a la AFP el director técnico de la CZF, Carlos Zúñiga.

El repunte de las exportaciones provenientes de la CZF comenzó en 2004, hasta alcanzar en 2007 un valor agregado de 368 millones de dólares.

“La mayor parte de los productos se venden a Estados Unidos” en el marco de las prerrogativas fiscales que ofrece el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y República Dominicana, vigente en Nicaragua desde 2006.


Enormes exportaciones
“Sólo en vestuario nosotros exportamos el año pasado a Estados Unidos, 968 millones de dólares”, afirmó Zúñiga.

El convenio que Nicaragua negoció con Estados Unidos, según Zúñiga, permite a la CZF elaborar ropa con materia prima mexicana, para luego “exportarla a Estados Unidos libre totalmente de impuestos”.

Esto ha despertado el interés de un grupo empresarial mexicano, que Zúñiga no quiso precisar, que negocia su llegada al país.

“El principal atractivo es el acceso al mercado de Estados Unidos”, así como las oportunidades que ofrecerá el acuerdo de Asociación Económica que Centroamérica negocia actualmente con la Unión Europea (UE), aseguró.

“Eso va a traer mayor interés de empresas europeas que quieran utilizar la plataforma de Nicaragua para exportar a Estados Unidos y otros países con los que tenemos tratados de libre comercio”, manifestó.


Más de 89 mil empleos
Las Zonas Francas empleaban a 89,200 personas hasta la primer trimestre de 2008, con salarios que oscilan en un promedio de 157 dólares al mes.

La expansión de nuevas inversiones anunciadas por una firma estadounidense de zippers y una maquiladora coreana ya establecidas en la CZF, ofrecerá 2,000 nuevos puestos de trabajo en lo que resta del año, aseguró Zúñiga.

El gobierno nicaragüense planea “fortalecer la cadena productiva” de la CZF con la apertura este mes de abril de la primera fábrica de telas, que una firma estadounidense, Cone Denim, abrirá en ciudad Sandino --20 kms al oeste de la capital-- con una inversión de 100 millones de dólares.

La compañía, con presencia en Japón y Corea del Sur, “es la inversión más grande que tenemos actualmente en Nicaragua”, la cual generará inicialmente 700 empleos, explicó el responsable.

La planeada implantación de la fábrica textil ha motivado al gobierno a estudiar la posibilidad de reactivar a mediano plazo la producción algodonera en el Occidente de Nicaragua, en menor escala de la realizada en los años 70, para suplir la demanda de materia prima de la firma estadounidense.

El gobierno también negocia la llegada de nuevas inversiones brasileñas, estadounidenses y coreanas que desean trabajar en la rama electrónica, lo que diversificaría la producción industrial de Nicaragua, cuya economía es predominantemente agrícola.

Las empresas de zonas francas gozan de varios beneficios fiscales que Nicaragua puso en vigencia en 1991, mediante una ley especial, a la que se han incorporado otras reformas para facilitar la entrada de empresas de servicio y logísticas, indicó Zúñiga.