Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

Transportistas de Oriente y Sur del país amenazaron con parar sus unidades si el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), no presenta a finales de esta semana un plan urgente para paliar la problemática generada por la espiral alcista del combustible.

“Ya no podemos evitar que nuestros socios paren sus unidades”, afirmó Jorge Vidal Real, presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Diriangén, de Granada, quien pidió de las autoridades de transporte un trato respetuoso hacia el sector.

“Hemos presentado comunicación permanente al MTI pero nunca nos atienden”, se quejó Vidal, quien aseguró que la propuesta del presidente Daniel Ortega de un trato preferencial para el transporte interurbano y de carga, “aún no tiene nada concreto”.

Tanto Vidal Real como Alfredo Bermúdez y Pedro Joaquín Valle, presidentes de las Cooperativas Interurbanas del Sur y de Carazo, entregaron una nueva solicitud al ministro de Transporte e Infraestructura, Fernando Martínez, para sostener una reunión e intercambiar criterios sobre posibles soluciones a la problemática.

Están ahogados
Pedro Joaquín Valle aseguró que en toda la región son cerca de mil 500 transportistas que están en precarias condiciones debido al incremento constante del combustible. Según Vidal Real, lo más indicado es congelar el precio del combustible a tres dólares con 25 centavos para equiparar al preció que pagan los transportistas del resto de países centroamericanos.

“Nosotros estamos pagando cuatro dólares con 38 centavos por un galón de diesel, pero el resto de transportistas pagan tres dólares”, dijo el transportista granadino, quien reconoció que estudios elaborados sobre la operatividad de las unidades confirman que en combustible se consumen más del 70 por ciento del costo de operaciones.