• Managua |
  • |
  • |
  • END

La sección Política de El Nuevo Diario, END, se reunió este martes con la diputada Mónica Baltodano, quien conversó sobre temas coyunturales del país y su papel dentro del Movimiento por el Rescate del Sandinismo.

La diputada por la alianza del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, felicitó a END por su iniciativa de promover encuentros con líderes políticos en lo que se conoce como “Más allá de la agenda”, así como el acercar a través de los foros de elnuevodiario.com.ni, a su persona con los ciberlectores que le preguntaron y dieron comentario sobre diversos tópicos entre ellos el papel del MRS, las elecciones y la gestión del Presidente Daniel Ortega.

A continuación les dejamos las respuestas de la diputada Baltodano.

En primer lugar a todos gracias, por las más de 70 preguntas que me dirigieron hasta antes de las 10 de la mañana del día martes ocho de abril. Todas las preguntas me estimulan, por el interés que muestran en Nicaragua, por su decisión de expresar sus puntos de vista, por su confianza en esperar mis respuestas.

1. Jurina, Varela, D Orontes, Efraín Pérez y el Doctorcito nos preguntaron sobre el Desafío de construir una nueva fuerza capaz de atraer al pueblo, al potencial de quienes no están de acuerdo con el sistema actual.

R: Lo primero que quiero reiterar para las múltiples preguntas que me hicieron es que yo no soy militante del Partido MRS. Después de las exclusiones de que fui victima por parte del orteguismo me incorporé al RESCATE, movimiento político que fundaron entre otros Herty Lewites y Henry Ruiz, (Modesto) en 2005. Este movimiento sin personería se alió al Partido MRS para formar una alianza en las elecciones 2006.

Segundo, como diputados el RESCATE y MRS mantenemos una sola bancada y evidentemente compartimos objetivos políticos comunes, pero el RESCATE es independiente del Partido MRS y estamos empeñados en forjarnos como una fuerza alternativa cuya función principal es el trabajo entre el pueblo, en las luchas diarias, no solo para las elecciones. Por eso mantenemos estrecho contacto con distintas organizaciones sociales, somos parte del Movimiento social “Otro Mundo es posible”, ahorita estamos apoyando la lucha de los jubilados, los afectados por insuficiencia renal crónica, los afectados por el Nemagón. Mantenemos vínculos en territorio con maestros, comunidades de base, organizaciones ecologistas, organizaciones de mujeres y comunitarias.

Cuando uno lucha por un cambio debe entender que ningún cambio verdadero es posible sin el pueblo. Sin una correlación social, es decir conciencia a favor de esos cambios. Sin una ciudadanía que se involucre y participe. Así ha sido en la lucha por los derechos de los excluidos siempre. La lucha por los derechos de los negros, de las mujeres, de los grupos segregados, del medio ambiente, de los indígenas.

Así lo fue en la lucha por la independencia nacional de todos los pueblos colonizados o contra las dictaduras en donde la gente incluso se alzó con las armas en la mano y a riesgo de sus vidas. Y me refiero a las dictaduras de derecha y de izquierda.
En estas luchas, el frente electoral es solo uno de los múltiples ámbitos en que toca actuar. Pero no podemos reducirlo a ese único ámbito, que creo que es una de las debilidades de la llamada oposición en Nicaragua (que no se tiene claro cuanto de oposición es, porque muchas veces han fortalecido al actual gobierno, comenzando por el PLC y el famosos Pacto)

En el terreno electoral nosotros como RESCATE estamos dispuestos a las alianzas. Es lo que hicimos con el MRS y lo que debemos hacer para el 2011, en donde deberíamos buscar amplias alianzas, no solo con Partidos sino con organizaciones ciudadanas. Pero eso no quiere decir renunciar a una visión, a una ideología, a un cuerpo de ideas sobre la realidad. Eso queremos como RESCATE.

Sobre las elecciones

2. Jurina, Silmalila y José Escorcia, preguntan por qué el bajo perfil político del Comandante Henri Ruiz y sobre su potencial candidatura.

R: El Comandante Ruiz es el coordinador Nacional del RESCATE y participa activamente en las tareas de conducción del movimiento, visitando los departamentos, en la organización de las tareas de formación, animando a las nuevas generaciones. Comparto que sería deseable una mayor presencia pública, porque por su naturaleza la política tiene que ver con lo público.

3. Enrique, María Renee, José Romero y Gerardo, preguntaron sobre la candidatura de Enrique Sáenz. Porqué no se postuló Dora Maria, otros piensan que debía ser Mónica Baltodano.

R: El Partido MRS decidió que para estas elecciones municipales privilegiarían candidaturas de militantes del MRS. Yo no soy militante del MRS por lo tanto mi candidatura no fue considerada. Nosotros desde el RESCATE pensábamos que era mejor Víctor Hugo o Dora Maria, del MRS, e incluso pensamos en Mónica del RESCATE. Yo estuve dispuesta a asumir el desafío, pero fue desestimado por los dueños de la casilla 14.

4. Andina Matus, Gerardo, Flor de Pino, Ricardo José Q Algaba, Jairo, Fernando GCH, Jorge Huete preguntaron por las perspectivas del Partido MRS su crecimiento porque Ricardo dice que no pasan de ser grupo minúsculo minorías que no hacen trabajo en los barrios. Gerardo pregunta de la estrategia del RESCATE del Sandinismo, sobre la participación de los jóvenes, la organización, donde tenemos presencia, como haremos para crecer e ir ganar influencia

R: Solo puedo hablar por El RESCATE del Sandinismo. Este es un movimiento político ideológico en forja. Aspiramos a constituirnos en una fuerza política beligerante que contribuya a la edificación de una sociedad en donde existan tres valores fundamentales: libertad, justicia e igualdad social. El RESCATE se define como un movimiento político de izquierda y por eso, no se limita al quehacer político de hoy, sino que aspira a dotarse y dotar a lo mejor de los nicaragüenses de una visión de futuro.

Nuestro esfuerzo central es la construcción de una correlación política -social que permita los cambios que el país necesita, entre ellos los cambios constitucionales que borren los fundamentos del Pacto Ortega/Alemán. Las elecciones 2006 mostraron que hay grandes contingentes del pueblo, en particular en el campo, que no cuentan con la información suficiente, ni conciencia crítica que les permitan tomar partido por un verdadero cambio en Nicaragua. El trabajo entre el pueblo, al lado de sus derechos y luchando en el terreno práctico por sus reivindicaciones, forjando la construcción de conciencia critica, constituye nuestro principal desafío para este año 2008.

Como decía, nosotros tenemos una base popular importante en todo el país, en particular en el pacífico. Tenemos enlaces en la mayoría de los departamentos y municipios y estamos en tareas de crecimiento. Estamos convencidos de que una fuerza pequeña puede crecer, puede desarrollarse. Las fuerzas mayoritarias siempre comienzan siendo grupos pequeños. Así ha sido en la historia. Cuando Sandino se fue solo “eran treinta con él”. La justeza de una causa no está en su número. Pero debe crecer y conseguir cambiar la correlación.

Críticas al Presidente Ortega

11. Samantha, Roldan, Fernando Gómez, Janina Jiménez, Raúl Valdivia, Gabriel Gutiérrez, David Roque, Heberto Blandino, preguntan qué podemos hacer para impedir que Nicaragua se siga deslizando hacia más dificultades. Algunos de estos ciudadanos piensan que no hacemos lo suficiente. Que si Daniel (Ortega) no es capaz de gobernar debíamos destituirlo.

R: La situación de Nicaragua es realmente compleja. En esto es muy importante compartir el diagnóstico. Efectivamente nos encontramos ante un gobierno resultante de un respaldo minoritario, pero que pudo alzarse con el poder y puede gobernar por el respaldo de Arnoldo Alemán y las fuerzas que éste controla. Y eso lo vemos todos los días, en múltiples decisiones que se adoptan en la Corte Suprema (de Justicia), en la Contraloría (General de la República), en los juzgados. El uso de los poderes del Estado sólo es posible porque Alemán sigue compartiendo el esquema de poder, pero también porque se han profundizado los mecanismos de chantaje, extorsión y miedo a lo que se haga desde estos poderes. El ejemplo más reciente es lo que acaban de hacer con las elecciones en la RAAN.

Pero además de sus expresiones políticas hay una parte de la que casi nadie habla, o los medios no se refieren a ella. Vivimos en un país donde se han desmantelado todos los mecanismos que obligan al estado a responsabilizarse de su pueblo. Se ha instalado el reinado del mercado. Todo se resuelve en base al mercado. Si tienes dinero podes aspirar a salud, a educación, a tener servicio adecuado de agua, de energía, de comunicaciones, transporte, derecho a una vejez digna. Ya no hay, como sigue existiendo en Costa Rica, un Estado que mínimamente cumpla con su responsabilidad social. Nicaragua es uno de los pocos países en que hay más inequidad y desigualdad después de pagar impuestos que antes de pagar impuestos. Eso hace amarga la vida de las grandes mayorías. No sólo el pacto político. Es también un esquema de desigualdad. Nosotros pensamos que una verdadera fuerza de cambio no sólo debe quedarse en el ámbito político. Debe ir a la raíz de los problemas. La verdad es que la estructura económica sigue siendo la misma estructura neoliberal, concentradora y excluyente.

El gobierno de Ortega es un mentiroso, porque no va a la raíz de los problemas, está reproduciendo y profundizando la desigualdad y su énfasis principal es el control del poder. ¿Para qué quieren el poder? Para obtener ventajas personales, para él y su grupo. Pero el drama es que también otras fuerzas políticas lo hacen. Porque en Nicaragua el que llega al poder tiene demasiado poder. Y eso lo debemos de cambiar.
Construir instituciones independientes, fuertes, con poder limitado claramente en la Ley.

Nosotros hemos dicho y seguiremos diciendo estas cosas en los medios, en los barrios, en el parlamento, lo tenemos en múltiples escritos. Todo lo que nos recomienda Gabriel es lo que estamos haciendo y diciendo como diputados de la Alianza MRS, pero también en la organización, en los barrios. Seguramente debemos hacer mejor las cosas.

12. Luís, Roberto, José Arana, nos recuerdan lo que sufren los nicas en el exterior, a ellos les decimos que nuestras organizaciones, el RESCATE, el MRS llevan con claridad la agenda de los inmigrantes. Hemos estado a favor de la cedulación en el exterior. Nos indigna que la situación de los migrantes no sea un tema de prioridad en la agenda de este gobierno.

13 Aurelia Calrence y Kupia Kumi, nos preguntaron sobre la situación de la Costa Caribe. Aurelia se siente terriblemente oprimida, no pueden opinar, no pueden expresarse contra el poder sin sufrir represión.

Eso es terrible. Es la antesala de un régimen de opresión. Como Movimiento del RESCATE hemos declarado “El reconocimiento histórico a los pueblos indígenas y comunidades étnicas sobre sus derechos legítimos a sus patrimonios, culturas e idiomas, constituyen un compromiso ineludible vinculado a nuestra lucha por un Estado-nación que respete los principios de unidad en la diversidad, interculturalidad y multietnicidad establecidos en nuestra Constitución Política”.

13. ERNESTO nos preguntó: ¿cree usted como sandinista que es mejor aliarse con otro partido político, que con el Frente sandinista que dirige el comandante Ortega? Porqué? Aunque sean de ideologías contrarias los otros partidos? Sara Ocón también nos expresó sus preocupaciones por lo que ella llama “nuestros coqueteos con la derecha”.

R: Hasta el momento la Alianza más seria que hay es la de Daniel Ortega y Alemán. La de Daniel con el Cardenal Obando. La de Daniel con el Capital, todos de derecha. Contrario totalmente a la ideología que decían profesar. No es una alianza electoral. Si vos te fijas van en distinta casilla. Pero no les importa porque gane uno gane el otro, ellos siempre están arriba como el aceite. Esa es la naturaleza de ese pacto que se hizo para 20- 30 años. Con esa visión, mantener a la casilla 1 y 2 siempre en el mando.

Nosotros nos hemos aliado con fuerzas de identidad claramente progresista. Es cierto que hay algunos que piensan que se pueden hacer alianzas electorales, alianzas por conveniencias políticas. En realidad las alianzas electorales pueden ser más temporales. No necesariamente comprometen las tareas de largo plazo. Eso va a depender de cada coyuntura. También se pueden alcanzar coincidencias con fuerzas diametralmente opuestas y ser legítimas. Por ejemplo, cuando se tenía que parar el fascismo en Europa, no importaban las diferencias ideológicas. Había que unirse. Igual en la fase final de la lucha contra la dictadura. Todos nos unimos. O cuando hay un objetivo nacional como la lucha contra William Walker. Entonces no importan las ideologías.

Pero en nuestro Movimiento no nos planteamos ningún pacto con la derecha. Mucho menos de reparto de poder, como lo hizo Daniel Ortega. Nosotros podemos coincidir en una votación particular con fuerzas de derecha en el parlamento. Entonces lo que hay que fijarse es, cual es el tema. Cual es el punto. Nunca coincidiremos con la derecha en asuntos que contradigan nuestros principios y convicciones que sean dañinos para el pueblo, para la democracia y para los objetivos que nos hemos propuesto como fuerza y como personas.

Comentarios a favor y en contra

Los saludos y las palabras de confianza y aliento que recibimos de Roberto Guadamuz, el Markes de Corinto, Justo López, Guillermo Chávez, Nick Quiroz, Alejandro Samayoa, Nelson Alvear. Paula y Martín.

Estos últimos que quieren incorporarse al Movimiento. El teléfono de la Bancada nuestra es 278-4150, ahí pueden comunicarse con la Bancada y con nuestras organizaciones. Trabajan con nosotros dos excelentes luchadoras Martha Gonzáles de Estelí y Juanita Andino.

También agradecemos las críticas, las opiniones en contra que nos dieron M Blanco, Cesar, Manuel, Nica Vivo, Antonio Irurzun, Germán Saborío, Pablo Maradiaga. Las críticas que me hacen son de tres tipos. Unas construidas desde el resentimiento, muchas veces desde antes de la caída de la dictadura, otros porque sienten que les he ofendido personalmente. Otras desde una visión orteguista de la política.

A los que creen que todo lo que hizo la Revolución fue malo y que quienes participamos en ella estamos condenados a ser considerados enemigos para siempre, pues les digo, la Revolución era una necesidad. Fue necesario luchar contra la dictadura y nunca nos arrepentiremos de ello. Se hicieron cosas muy buenas y solidarias. Se cometieron errores y seguramente también se violentaron derechos. Pero nunca renegaré de la Revolución ni de mi militancia sandinista. Estoy dispuesta, eso si, a asumir siempre los errores como responsabilidades colectivas.
A los que piensan que los he ofendido personalmente, les pido disculpas.

A aquellos que piensan que Daniel Ortega es dueño de Sandino, de Carlos Fonseca y que le rinden pleitesía, que lo han endiosado. Les decimos, es vital que todos entendamos que el Sandinismo, de Sandino a Carlos Fonseca, pasando inclusive por la Revolución sandinista, no tiene nada en común con el Fondo Monetario, la sacralidad de la economía de mercado, los tratados de libre comercio, el clericalismo, el sotanismo, el caudillismo, la perversión de la democracia, la privatización de la riqueza social, el empresarialismo de las cúpulas dirigenciales, el nepotismo, el apetito del poder por el poder mismo, el electoralismo, el afán de congraciarse con el gobierno norteamericano, con las corporaciones extranjeras y la brujería. Sin embargo el sandinismo hoy nos vemos asociados a todo lo anterior. En los medios hablan de sandinismo, cuando en realidad se trata del orteguismo. El orteguismo ensucia al sandinismo, ello es inaceptable como vergonzoso.

Rechazamos categóricamente que la actual versión orteguista sea el fruto directo o el producto contenido en la matriz de Sandino, Carlos o Camilo. El orteguismo o danielismo es más próximo del arcaico liberalismo y de la revolución neoconservadora. Son más próximos de la Escuela de Chicago que de la escuela de Sandino. Son más próximos de Blair que de Carlos Fonseca. Son más próximos de Obando que de Camilo Torres u Oscar Arnulfo Romero. Son más próximos del Vaticano que de la teología de la liberación y de la iglesia popular que ya públicamente aborrecieron. Brindan por igual con Eslim, el hombre más rico de América y luego aparentan defender a los Churequeros su derecho a vivir de los desperdicios y en medio de los zopilotes. Están más cerca de Milton Friedman que de la crítica revolucionaria a la economía del capital. Son más próximos de la bruja Hermelinda que de Marx. Esto es lo que debemos procurar entender.

Osvaldo y Mario Gutiérrez nos hicieron preguntas que abordamos en la entrevista en versión grafica esencialmente sobre la coyuntura. Ya saben nuestra posición inclaudicable a favor de la democracia, de la justicia y de la libertad. Probablemente estos valores no los hemos defendido con la misma consistencia siempre. Lo importante es que creemos que todos los días podemos ser mejores.

La pregunta de Walter Hernández nos pone los pelos de punta. El pregunta si en la lucha contra la corrupción y la opresión que vivimos será necesario llegar a las armas.

R: Debemos de hacer todo lo posible para que nunca más nuestro pueblo se vuelva a ver enfrentado bélicamente. Nuestros hermanos muertos, nuestros compatriotas, nunca hubieran tenido que enfrentarse si no se hubieran cerrado los caminos de la democracia, del dialogo y del entendimiento. Nada quiero menos para mis hijos y mi nieto que una situación de guerra. Por eso yo digo, es mejor ir a las marchas, ir a las manifestaciones, a los plantones. Decir las cosas. No callar. Luchar en los espacios que tengamos en el parlamento, en los concejos. Organizarse en torno a los derechos y pelear duro, aunque nos echen presos, aunque nos repriman, aunque nos calumnien, aunque nos inventen cargos y procesos, para no tener que reeditar caminos de guerra y muerte. Quienes estuvimos en la guerra y perdimos amigos, hermanos, fuimos torturados. De uno y de otro lado. Tenemos mucha más convicción de que ese camino debe de quedar cerrado. No a la claudicación, si a la lucha, pero sin la confrontación y la guerra.