•  |
  •  |
  • END

El gobierno pretende congelar el precio del diesel igual a como lo tiene Honduras, a manera de paliar la crisis en el transporte interurbano y de carga generada por los altos costos del combustible.

El ingeniero Pablo Fernando Martínez, Ministro de Transporte e Infraestructura, confirmó que la “propuesta es poner el diesel al precio que lo tienen los centroamericanos”, aunque Martínez Espinosa no dio mayores detalles sobre el tema, aseguró que el presidente Ortega será quien dará a conocer ese programa y una serie de iniciativas dirigidas a reducir los gastos en combustibles y energía.

El ministro Martínez asegura que la propuesta sería aplicable tanto a transportistas de carga como a interurbanos, pero no precisó si la misma tendrá como base la reducción del impuesto que el Estado cobra por la vía de los combustibles, y que va destinado para el mantenimiento de las carreteras.

El presidente de la Asociación de Transportistas Nicaragüenses, que traslada carga internacional y nacional, afirmó recientemente que el gobierno debería revisar el Impuesto Selectivo al Consumo, lo mismo que el impuesto que las petroleras cobran por cada galón de combustible comprado y que es destinado al Fondo de Mantenimiento Vial. Pero según Martínez Espinoza, el combustible es un negocio particular de las petroleras y no se les puede imponer. “Lo que podés es jugar con los impuestos y eso es lo que el presidente tiene que ver”, señaló.

Martínez está claro de que el plan tendrá su efecto en la economía, pero recordó que en el caso de los transportistas de carga internacional, generalmente compran el combustible fuera del país a precios mejores que en Nicaragua.

“Ellos (los transportistas) recorren hasta 600 kilómetros sin comprar combustible y no dejan ni una moneda para el mantenimiento de las carreteras que hace el Fomav”, señaló el ministro.

Niega el “hoy no circulo”

El ingeniero Martínez negó que el gobierno pretenda aplicar medidas de reducción energética, tal como lo puso en marcha esta semana el gobierno de Honduras con el plan “Hoy no circula”. “Eso no es una posibilidad en Nicaragua”, dijo Martínez, quien aseguró que no hay capacidad para ejercer un control sobre los conductores de vehículos, pero principalmente porque no hay un buen servicio de transporte colectivo que responda a la demanda que habría si los conductores dejan sus vehículos estacionados por un día.

Transportistas de carga y del sector interurbano que lidera Rafael Quinto, anunciaron el inicio de un paro escalonado en el transporte, como una forma de presionar al gobierno para que congele el precio del combustible.

Fuentes de los transportistas aseguraron que la idea es obligar al gobierno a que subsidie el transporte interurbano y de carga. El paro será escalonado hasta paralizar buena parte del país si no hay una repuesta gubernamental.

También transportistas del sur del país elevaron sus protestas ante el Ministerio de Transporte e Infraestructura, y amenazaron con sumarse al paro si no hay un ordenamiento en el transporte.