Melvin Martínez
  •  |
  •  |
  • END

Según Ana Quirós, Directora del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Sisas), las autoridades del Minsa están obligadas a explicar a la población por qué no han cumplido compromisos adquiridos con el gobierno de Finlandia, que mantiene retenidos 16 millones de dólares que desembolsaría para el presupuesto sanitario de 2008.

Es obligación del ministro Guillermo González explicar esto a la población, que al final es la que resulta afectada, dijo Quirós durante un encuentro con los periodistas. La activista social reconoció que una de las preocupaciones del gobierno de Finlandia y en general de toda la comunidad de donantes, es la abolición del aborto terapéutico en Nicaragua.

“Han muerto 100 mujeres desde que se penalizó el aborto terapéutico, pues el personal de salud tiene miedo de ser acusado ante los juzgados”, indicó.

A funcionarios como González no les preocupa el flujo de los países donantes, pues cuando ellos están enfermos se curan en clínicas y hospitales privados, agregó.

Con consultas no se cura la gente

Dijo que estos fondos fineses, el Minsa, perfectamente pudo haberlos utilizado en la compra de más medicinas y en mejorar la deteriorada infraestructura hospitalaria.

No podes decir que la salud es gratuita, pues en los centros de salud se podrán dar miles de consultas, pero no medicina. Además del desabastecmiento, el personal es insuficiente y no se realizan inversiones, destacó.

Dijo que el gasto en medicamentos en 2007 disminuyó en relación con 2006. Estimó que se redujo de 7 a 6.2 millones de dólares; mientras que en 2008 se redujo 5.9.

“Sólo con la consulta la población no va a resolver su problema de salud, deben entregar medicinas y no lo están haciendo”, expresó. EL NUEVO DIARIO intentó obtener la posición oficial del Minsa sobre este tema, pero en la oficina de prensa de dicho ministerio no dieron respuesta a nuestra solicitud de entrevista.