Eduardo Marenco
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

El ex presidente Enrique Bolaños aseguró en entrevista con END que “el culpable” de los sobresueldos que recibían todos los funcionarios de la Administración de Arnoldo Alemán, es el propio ex mandatario.

“El culpable es él, porque él decidió pagar así los sueldos, él lo decidió con el Che Laínez”, expresó Bolaños, quien señaló que lo hacía pagando una pequeña parte en córdobas y otra más sustantiva en dólares y en efectivo.

El ex presidente Alemán ha señalado a Bolaños en reiteradas ocasiones por recibir 41 mil dólares en efectivo cada mes para pagar los sobresueldos de la Vicepresidencia de la República, incluyendo 8 mil para su persona.

Bolaños recordó que en reuniones en Casa Colorada, poco antes de la toma de posesión de Alemán, a fines de 1996, se tomó la decisión de pagar en dos tantos, en córdobas y en dólares, por recomendación del doctor Francisco Laínez, ex presidente del Banco Central y entonces nominado ministro de Economía.

END intentó comunicarse con el doctor Laínez, pero no fue posible obtener su versión.

La caja negra y la doble planilla
“Doña Violeta tenía una caja negra, había funcionarios que se quejaban de Toño cuando los castigaba, los tenía allí todo el día y no les pagaba, ‘volvé mañana’. Yo creo que se debe pagar todo encima de la mesa. Estuvimos discutiendo eso, ese día, y ya estaba nombrado el doctor Francisco Laínez, Ministro de Economía”, rememoró Bolaños, quien señaló que el doctor Laínez recomendó pagar una parte en dólares y otra en córdobas, a lo que se opuso al igual que Azucena Castillo y Mario De Franco.

Sin embargo, ésta fue la práctica que se impuso. En una comunicación a Laínez, en enero de 1997, Bolaños le recuerda los compromisos de transparencia adquiridos por él y Alemán durante la campaña electoral, por lo que “no debemos comenzar nuestra actuación como una simple y nueva edición del pasado reciente”.

Bolaños dijo estar en desacuerdo con el quinto punto de la recomendación oficial de Laínez, quien decía: “En cuanto al pago del impuesto sobre la remuneración complementaria, cabe dejarlo a criterio personal, cada quien puede considerar como ingreso por asesoría. La DGI, que tendría conocimiento del procedimiento, no debe en ninguna circunstancia, tomar acciones”.

“La madre del cordero”
Bolaños le indica en una carta a Laínez que siendo así, parecería que cada funcionario queda apermisado para no pagar el respectivo impuesto, quedando pendiente también la cuantía de lo que cada funcionario ganaría en el Estado.

Alemán ganaba nominalmente treinta mil córdobas como presidente, recordó Bolaños, “pero metía diez, quince mil dólares, que no los declaraba y aparecían; yo lo tengo en todas mis declaraciones lo que me pagaban por debajo, pero fue decisión de su gobierno hacerlo, con la comisión que presidió el doctor Laínez. Ahí es donde está la madre del cordero, es él quien decide pagar así”.

Bolaños asevera que en su gobierno decidió pagar sólo en córdobas y “por debajo nada”, tomando como referencia un estudio de Price Water House sobre el nivel salarial en el sector privado, “pero el ataque fue feroz, ¡subió los sueldos!, decían. No logré nunca convencerlos, aunque voluntariamente se rebajaron los sueldos”, se quejó Bolaños.

El cuento chino de Alemán
El ex presidente Alemán sostuvo que este dinero era donado por Taiwan para pagar los sobresueldos en dólares a sus ministros, el vicepresidente y su cuerpo de subordinados, porque eran los únicos fondos disponibles debido al ajuste estructural exigido por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que no les permitía incluirlos en el Presupuesto.

Consultado por END, Alemán negó que el doctor Laínez haya sugerido el doble pago durante su gobierno, sino que ésta fue una decisión tomada en una “reunión institucional” con la presencia de Bolaños, miembros del gabinete, Mario y Enrique Salvo, y Evenor Valdivia, entre otros.

Alemán ha sostenido que Bolaños recibía 41,000 dólares para el pago de sus subalternos en la vicepresidencia, entre éstos, Fausto Carcabelos, Vilma León York, Julio Vega y Patrick Bolaños. “Su complemento salarial era de ocho mil dólares”, ha dicho Alemán.

Jamileth Bonilla, diputada por la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, recibía un complemento de seis mil dólares, y de quince mil dólares para su ministerio. Todos los ministerios sin excepción recibían el complemento salarial y un fondo para gastos operativos, ha reiterado Alemán.

“Cashirulos”
Eduardo Montealegre, presidente de ALN, recibía siete mil dólares de complemento salarial cuando fue canciller y secretario de la Presidencia. Y recibía su respectiva partida para gastos operativos de sus funcionarios.

Alemán explicó que por ley los responsables de dichos pagos administrativos fueron los secretarios de la presidencia, entre ellos el propio Montealegre, Lorenzo Guerrero (q.e.p.d.), Fernando Robleto y David Castillo.

Byron Jerez, ex Director de Ingresos, hizo famosos estos pagos al insistir en que se hacían “cash y verdes, uno empujando el otro... cashirulos”.