•  |
  •  |

La marcha que el Movimiento por Nicaragua organizó para exigir elecciones municipales en Bilwi, Prinzapolka y Waspan, realizada esta mañana en la capital, no provocó efecto alguno ni en la población ni en el Poder Electoral, donde finalmente concluyó.

Unas 200 personas se apostaron en las instalaciones del Consejo Supremo Electoral, CSE y fueron retenidos por miembros de la Policía Nacional que resguardaban el lugar. Diputados de la oposición, entre ellos Eduardo Montealegre, José Pallais y Enrique Quiñónez se presentaron en la pequeña manifestación, entre quienes estaba una delegación de pobladores de Bilwi.

Entre proclamas y música los manifestantes se retiraron del lugar después de una hora de esperar que la Policía los dejase pasar hasta la puerta principal del CSE.