Ary Pantoja
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

Algunos diputados promueven una iniciativa de resolución legislativa que prohíbe el consumo de licor en los llamados “automarket” de todo el país, aduciendo que las gasolineras han sido “convertidas en cantinas”, principalmente en Managua, donde se han registrado trifulcas y hasta homicidios.

EL NUEVO DIARIO consultó ayer a algunas personas que suelen consumir bebidas alcohólicas en esos lugares, y paradójicamente no vieron con malos ojos esta idea.

El presidente y los dos vicepresidentes de la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos de la Asamblea Nacional, Eliseo Núñez Hernández, Agustín Jarquín Anaya y Miguel Meléndez Treminio, son los promotores de la resolución mediante la cual exhortan a la Policía Nacional “establecer un plan de medidas preventivas para que los Centros de Distribución de Hidrocarburos y sus Derivados no continúen funcionando como bares o cantinas...”.

Según Jarquín, la resolución pretende prohibir, a través de la fuerza policial, el consumo de licor en las gasolineras del país, bajo el argumento de garantizar la seguridad ciudadana, disminuir el delito e impedir las carreras ilegales, principalmente en las calles de Managua.

Conforme a la resolución, a los llamados “automarket” “concurren jóvenes y adolescentes para la ingesta de bebidas alcohólicas, organización de competencias automovilísticas prohibidas por la ley, lo cual da origen a escándalos en la vía pública, riñas tumultuarias, lesiones leves y graves, comisión de otros delitos tales como asesinatos u homicidios u otros de tipos penales sancionados por la ley”.

El primer vicepresidente de la Comisión de Infraestructura, Agustín Jarquín, aclaró que no se trata de prohibir la venta de licor o cerrar los automarket. “Se trata de prohibir el consumo de licor o cervezas”, dijo.

El punto dos de la propuesta de resolución, además de insistir en la ejecución policial de un plan de prevención y regulación de la venta de licor, ordena a la Policía “disponer de los medios materiales y los recursos humanos necesarios para hacer prevalecer el orden público en los referidos establecimientos para que no sean focos de inseguridad ciudadana y pública”.

Libre empresa contra seguridad ciudadana
Una de las consideraciones de la resolución establece que “la libre empresa debe estar limitada por la seguridad ciudadana, en ningún caso puede constituirse en un práctica desmedida al interés comercial dejando por fuera la responsabilidad empresarial con la sociedad...”.

El documento señala que “cualquier práctica comercial no debe ni puede estar por encima de la seguridad ciudadana de los nicaragüenses”. A este respecto, Jarquín no cree que la resolución sea rechazada por la mayoría de los diputados, y recordó casos de delitos, como homicidios, que han ocurrido en las gasolineras como consecuencia del consumo de licor.

Según Jarquín, la iniciativa de resolución fue respaldada por todos los miembros de la Comisión de Infraestructura, la que fue presentada ante la Primera Secretaría del Parlamento para su discusión y aprobación en el plenario.

Marlos Ramírez, de 26 años, se encontraba ayer departiendo junto a otras tres personas en el On The Run de la gasolinera Esso ubicada de la Rotonda Santo Domingo, lugar adonde suele llegar usualmente los días de pago.

“O sea, a veces en las quincena, no vengo seguido. A veces uno viene de trabajar, se relaja, se bebe una cervecita y ya, pero aquí hay normas, que nadie puede beberse más de determinadas cerveza, creo que está de más esta ley”, opinó.

Además, admitió que nunca he presenciado un pleito en una gasolinera, porque es un lugar tranquilo.

“Te sentás en esa silla y te sentís relajado, con el aire acondicionado, tranquilo, te bebés tu cerveza y te vas, hoy me pasé, me bebí más de dos, pero me voy tranquilo, me voy a acostar o voy a otro lado. Creo que si esa norma la ponen, estaría mal”, agregó.

Igualmente, Carlos Zambrano, de 20 años, se tomaba unas cervezas con un grupo de amigos mientras escuchaba música. Estaban en el parqueo de la gasolinera Esso de Metrocentro.

“Hasta cierto punto me parece bien, porque hay gente que no se puede controlar, pero los que no armamos pleitos nos parece mal”, dijo primeramente.

Zambrano también sostuvo que suele llegar a esa gasolinera, principalmente los días de pago. No obstante, considera que si se aprueba esta ley, no le afectaría.

“Igual están las discoteca si quiero ir a tomar, de hecho me parece que está bien, porque hay algunos ladrones que aprovechan en las gasolineras”, indicó.

Por su parte, Marvin Mayorga, 37 años, señaló que sería mejor aplicar las regulaciones que ya existen de forma más rigurosas, por ejemplo, no venderle a menores de edad alcohol.

“Creo que las medidas deben cumplirse como la ley establece, no es que la ley no se está cumpliendo, sino que no se está aplicando adecuadamente”, expresó.

Por ello considera que esta ley estaría de más. Aunque aclaró que él no suele consumir bebidas alcohólicas en las gasolineras.

“Lo que sí debería hacerse es ampliarse el horario, por ejemplo, en las gasolinera sólo se vende licor hasta las 12 de noche, y debería ampliarse, si la venta de licor es para los adultos, debe ser a cualquier hora”.

De todos los consultados, Julio Martínez, de 38 años, fue quien se mostró totalmente a favor de esta iniciativa, aduciendo que contribuiría a tener una ciudad un poco más segura.

“Realmente sería un método muy bueno que estarían utilizando los diputados y la nueva Asamblea, que estarían buscando una buena seguridad para todo el mundo”, refirió.

Esta iniciativa no es la primera que surge con el fin de reducir el consumo de alcohol, el año pasado la Dirección General de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Gobernación intentó implementar un plan piloto denominado “Fin de Semana”, el cual contemplaba el cierre de las discotecas a la una de la madrugada, al igual que en Colombia.

La idea provocó que todos los dueños de negocios nocturnos se organizaran y elevaran una protesta pública. El jefe de la Policía en ese entonces también se opuso, y el proyecto quedo en el papel.