•   Managua y Matagalpa  |
  •  |
  •  |

"Nicaragua es el mejor país amigo de Taiwan", aseveró Chen, tras insistir que "es el país amigo que más he visitado".

"Esto quiero decir que valoro este país, la importancia que le concedo a este gobierno (sandinista), y el apoyo que le quiero extender a mi hermano, a mi mejor amigo, al comandante Daniel", dijo Chen.

Ortega propuso anoche a su homólogo de Taiwan, Chen Shui Bian, desarrollar conjuntamente un comercio justo, así como la instalación de empresas mixtas, con apoyo tecnológico, financiamiento e inversiones taiwanesas, para que los productos nicaragüenses obtengan un mejor precio más allá del mercado chino.

Según el vicepresidente nicaragüense, Jaime Morales Carazo, los acuerdos serán en áreas de infraestructura, energía, medio ambiente y educación, por un orden cercano a los 400 millones de dólares.

“Comercio justo”
Ortega destacó en su discurso de entrega de ayuda alimentaria en Matagalpa, que en el marco de la nueva etapa de las relaciones entre Nicaragua y Taiwan había que partir del concepto del comercio justo, porque el libre comercio es injusto y porque sólo da ventajas a los más grandes.

Antes, el presidente Chen dijo en español y desprovisto de cualquier protocolo: “¡Viva Daniel! ¡Viva Nicaragua! ¡Amo a Nicaragua, somos amigos, somos hermanos!”, y emocionado, también recibió las llaves de la ciudad que lo declaró como huésped distinguido.

Dijo que Ortega era un gran hermano, un gran amigo, y que debe aprender mucho del mandatario nicaragüense. “Del aeropuerto a Matagalpa el comandante Daniel fue el conductor mismo del vehículo que me trajo a este lugar, ningún otro mandatario fue posible, solamente Daniel”, dijo Chen entre aplausos de los matagalpinos.

Agregó que sólo el comandante Daniel Ortega podía traer paz, trabajo y esperanzas para que el pueblo pueda salir adelante y nunca más haya hambre.

El presidente Chen dijo que en Matagalpa se sentía como en su propia tierra, como en su propia casa. Recordó que como presidente, “mi primer viaje a un país extranjero fue a Nicaragua, y es Nicaragua la mejor amiga de Taiwan”.

Agricultura y ganadería
Por su parte, Ortega remarcó que proponía a Taiwan un comercio justo para que haya inversiones desde la antigua isla de Formosa a largo plazo, en agricultura y ganadería. En ese sentido, el mandatario nicaragüense señaló que se pueden establecer empresas mixtas para financiar el café, mejorar los beneficios del grano y capacitar a los productores.

Incluso, procesar frutas, verduras y vegetales para exportarlos a Taiwan. El jefe de Estado informó que acordó con su colega Chen, con quien dijo se podía entender porque representan a dos pequeños países, que en septiembre próximo arribará a Nicaragua una misión comercial taiwanesa acompañada de inversionistas y expertos en asuntos de tecnología, al tiempo que se organizará una feria productiva en Sébaco.

“Presentar en esa feria nuestro mejor ganado lechero, de carne, un mapa de la producción cafetalera, muestras de las mejores variedades de café, de frutas, y cuáles podemos procesar, envasarlas y exportarlas de acuerdo con el interés de Taiwan”, dijo el presidente, quien manifestó que en esa feria se contaría con la tecnología taiwanesa.

Comerciar directamente el café
Eso significa trabajar con un concepto de comercio justo y “no dejarte colgado cuando quieren, ese es el comercio libre, que te deja colgado cuando menos te lo esperás”.

Recordó que el grano de oro nicaragüense se consume en Taiwan, sin embargo, no llega directamente de Nicaragua, sino que pasa por otras vías, tal vez España o Japón, que le dan valor agregado, cuando ese café puede ser exportado directamente desde territorio nacional.

Ortega informó, durante un evento público en una plaza de la “Perla del Septentrión”, que en el trayecto habían tenido dos reuniones de trabajo, precisamente para discutir sobre la propuesta de un comercio justo entre las dos naciones y lo que ello significa para ambas.

Dijo que Nicaragua tiene un Tratado de Libre Comercio, TLC, con los Estados Unidos, sin embargo, es un intercambio comercial injusto, porque cuando ellos quieren no dejan entrar los productos a su territorio y les cargan impuestos, como el caso más reciente de los puros nicaragüenses.

“Nosotros no tenemos fuerza para responderle a los Estados Unidos, Europa sí lo puede hacer, si Estados Unidos le bloquea productos a Europa, Europa le bloquea productos a Estados Unidos”, comentó.

“Los Estados Unidos se viven quejando de que a cada rato van los inmigrantes centroamericanos para Estados Unidos, y yo les he dicho que si ustedes no quieren que sigan llegando los centroamericanos, los nicaragüenses a los Estados Unidos, “mojados” y exponiendo la vida, desarrollen un comercio justo con estos países, reconozcan las desigualdades, inviertan para que nuestras economías se puedan desarrollar”, dijo Ortega.

“El día que los Estados Unidos entiendan que ese es el único camino, no van a tener necesidad de estar inventando esas grandes murallas que no detienen a nadie, porque la gente sigue yéndose para allá, de México también, por falta de trabajo, pero si ellos promueven realmente el trabajo en estos países la gente irá a pasear, a estudiar legalmente a los Estados Unidos”, dijo.

Otro ejemplo que Ortega llevó a colación fue el TLC entre Nicaragua y México, el cual, sin embargo, fue trabado durante el período del presidente Vicente Fox, porque bloquearon el ingreso de la carne al mercado mexicano, mientras México seguía colocando productos a Nicaragua, pero “no podíamos bloquearlos porque ellos tienen una economía más poderosa”.

(Con la colaboración de Francisco Mendoza)