•  |
  •  |

Las medidas adoptadas por el gobierno para introducir al país petróleo adquirido en el marco de los acuerdos de ALBA dejó en evidencia que el gobierno sandinista negocia “apuntando con una pistola en la cabeza” a su contraparte, afirmaron analistas y políticos consultados por EL NUEVO DIARIO.

“Esa es la visión que tengo yo y que tiene mucha gente. Pero yo honestamente no conozco los entretelones. Yo lo que me pregunto es si toda esta cuestión de impuestos y de aranceles era una cortina de humo, un pretexto para obligarlos a ellos a hacer algo que no querían hacer”, afirmó Francisco Aguirre Sacasa, diputado por el PLC ante la Asamblea Nacional.

Esta vez quien se llevó la peor parte para muchos fue la Esso Standard Oil S.A.: su plantel en Corinto fue embargado por supuesto incumplimiento en el pago de impuestos, y la gubernamental Petronic utilizó los tanques y otros implementos de dichas instalaciones para descargar y almacenar miles de barriles de combustible que aguardaban en un barco venezolano.

“Aparentemente, a ellos (Gobierno) les gusta ese modo para negociar. Yo creo que ellos no se imaginaban la reacción que iban a provocar. Y entonces, cuando se dieron cuenta de que esto se convirtió en una causa célebre en todo el mundo, se dieron cuenta de que tenían que buscar una escalera para bajarse rápidamente”, dijo Aguirre Sacasa.

Por otro lado, el diputado señaló que la disposición del ministro Rappaccioli, de interceder por la Esso en su proceso judicial, tal como lo informó el mismo funcionario a END, despeja todas las dudas de que el Frente Sandinista tiene total control sobre el Poder Judicial en Nicaragua.

“Lo que hace eso es meterle un clavo más al ataúd, a aquello de que el Poder Judicial en Nicaragua es independiente y no es político. Aquí no estamos hablando de física nuclear. Esto es bien evidente para todo el mundo”, afirmó.

“Acción calculada y bien concertada”
Pero Aguirre no es una voz en el desierto. Víctor Hugo Tinoco, diputado por el MRS ante el Parlamento, y ex vicecanciller de Nicaragua, señaló que “obviamente, hubo una decisión de gobierno, y pusieron a actuar todas las herramientas del gobierno para lograr el objetivo de desembarcar el petróleo. Esto fue una acción calculada y bien concertada”.

Según Tinoco, la lectura para los inversionistas es que “el gobierno cuando quiere actuar, va por encima de la ley, que la ley no es marco de referencia para la inversión”. “Ese es el mensaje que queda, que es dañino”, puntualizó.

Y las consecuencias serán una afectación directa en las perspectivas de inversión, y en la generación de fuentes de empleo, criticó.

Sobre la intervención del ministro Emilio Rappaccioli a favor de Esso Standard Oil en el proceso judicial, Tinoco remarcó que “aquí el Ejecutivo actúa de hecho sobre la ley y las autoridades judiciales. Es un estilo y una práctica que se ha venido disponiendo últimamente, esa es la verdad”.

¿Se deja en evidencia lo que todo mundo dice, sobre el control que tiene el gobierno sobre la justicia?
Sí, está ratificando lo que todo mundo sabe. Pero es que, además, yo creo que al gobierno le interesa que se sepa mejor, porque es una forma de intimidar, de cara a los sectores internos que no están de acuerdo con su política. Tal vez saben del daño externo, pero posiblemente no le dan mucha importancia a eso. El daño de cara a la inversión extranjera, y la inversión nacional”.

Tünnermänn: procedimiento anómalo
Carlos Tünnermänn, ex embajador de Nicaragua durante el anterior gobierno sandinista, señaló que el procedimiento aplicado por las instituciones del Estado en la ejecución del embargo a la transnacional petrolera, por el supuesto adeudo de más de 50 millones de córdobas en impuestos, fue “anómalo”, y que “indudablemente fue una manera de presionar a la Esso”.

“El procedimiento que se siguió es anómalo, porque generalmente, según el Código de Procedimiento, cuando hay un embargo, el depositario es el propio embargado para no afectar. Estábamos en la etapa de un embargo preventivo, porque ni siquiera se había iniciado un juicio de reclamación de impuestos para justificar que realmente la Esso le debía impuestos”, afirmó Tünnermänn.

“Pero en este caso se dejó como depositario a la Aduana de Corinto, y luego ésta hizo un arreglo con Petronic para arrendarle cosas que no son de su propiedad. Indudablemente que eso fue una manera de presionar a la Esso, para que si al principio no había aceptado el arreglo, presionar a la Esso para llegar a un arreglo”, señaló.

¿Es normal que un gobierno interceda ante otro poder?
Bueno, en otros casos se han negado. Ya ves cuántas veces el propio presidente Ortega dijo “eso es asunto de los jueces”, “eso es asunto del Poder Judicial”. Cuando los periodistas lo trataron de entrevistar dijo: “Eso está en manos de la justicia”. “Eso está en manos de los jueces”.

“Yo me imagino que están pensando en que el presidente (Ortega) va a llamar al presidente de la Corte Suprema, para que la Corte Suprema de Justicia sea la que haga la gestión ante la autoridad judicial, la que practicó el embargo preventivo. Entonces será de poder a poder”, comentó el ex embajador.

¿Y esto es normal?
No es normal, pero para buscar soluciones a veces hay que recurrir… Es como la Ley Marco. La Ley Marco es un adefesio jurídico, y se llegó a eso como un acuerdo político, para darle solución a una crisis.

¿Dónde está el lema “Arriba los pobres del mundo”?
Tünnermänn inclusive señaló que “a veces pareciera que al gobierno no le interesa la imagen que proyecta hacia el exterior”, y cuestionó el cumplimiento del lema del presidente Daniel Ortega “Arriba los pobres del mundo”.

“Incluso, el gobierno ha declarado prioritaria la lucha contra la pobreza, porque si aquí se paralizan las inversiones, se produce una desaceleración económica, y los más afectados son los pobres. Y entonces, ¿dónde queda el lema: arriba los pobres del mundo?”, expresó.

Vicepresidente: “No están negociando con una pulpería”
El Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, avaló la presión que tuvo que ejercer el gobierno sobre la petrolera Esso Standard Oil, para utilizar sus instalaciones en Corinto y descargar miles de barriles de combustible proveniente de Venezuela, en el marco de los acuerdos ALBA.

“No están negociando con una pulpería. Están negociando con la transnacional, que tiene inmensos recursos, grandes capacidades. Regreso al viejo principio de Mao Tse Tung, que yo estudié de muy joven: combate y negocia, negocia y combate. Y eso fue lo que se hizo. Se llegó a una posición en la cual están llegándose ya prácticamente a los consensos beneficios de ambas partes”, dijo Morales Carazo a EL NUEVO DIARIO.

El vicepresidente no negó que el gobierno haya obligado a negociar a la petrolera, y justificó: “No es que no los obligó (a la Esso). Pero, ¿qué harías tú como gobernante, con una empresa multinacional extranjera que quiere estrangularte y que impide la entrada del combustible que es la energía, líquido vital para la economía del país? Por muy privada que sea, nadie tiene el derecho de estar sobre los intereses nacionales y menos sobre los intereses colectivos”.

Señaló que se debe revisar si efectivamente la Esso tiene deudas con el fisco y con la municipalidad.

¿Desde cuándo un ministro intercede ante otro poder? ¿Qué hay con laindependencia de los poderes que proclamó Montesquieu?

Interceder más que todo en el campo de la negociación. Pero a veces en el Estado, las fronteras que separan algunos campos entre los diferentes poderes son muy tenues. No es que sea el ánimo, de que se rompa la independencia que debe existir, y el respeto a la juridicidad y a todo lo que establece la ley, pero a veces hay mecanismos de negociación que son más flexibles.

¿Es permisible, entonces, que el ministro Rappaccioli intervenga?
Yo no diría que es permisible, pero es comprensible.

(Con la colaboración de Mauricio Miranda)