•   Managua y Chinandega  |
  •  |
  •  |

Los directivos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) enviaron ayer un informe al Ministerio de Energía y Minas (MEM) y Petróleos de Nicaragua (Petronic), donde reiteran una y otra vez que jamás hubo derrame de petróleo sobre suelo en el embargado Plantel Uno de la Esso en Corinto, pero no pueden decir lo mismo del oleoducto y las tuberías internas, que ahora están bajo inspección de los técnicos por un supuesto cruce de diesel y gasolina en el llenado de los tanques.

“Quiero enfatizar que no hubo un derrame de petróleo sobre suelo. Eso lo certificaron los técnicos del INE en la inspección superficial, pero todavía no podemos decir nada del oleoducto y la tubería interna del plantel, porque apenas nos disponemos a hacer las pruebas de hermeticidad y resistencia”, dijo David Castillo, presidente del Consejo de Dirección del INE.

Castillo aclaró anoche que no existe ningún derrame sobre suelo en este plantel y mucho menos filtraciones, pues Esso cuenta con todas las normas de seguridad para evitarlo, “empezando porque las mismas instalaciones, y sobre todo los tanques y válvulas, están ancladas sobre enormes huecos en la tierra, que fueron previstos ante cualquier derrame en la superficie”, refirió.

Indicó que la inspección en la superficie del plantel es apenas una pequeña parte de todo el modelo estandarizado de evaluación que utiliza el INE, y ahora se pretende evaluar las zonas que no se alcanzaron a ver, las zonas más importantes en las operaciones de Esso, “donde existen algunas inconsistencias porque se realizó llenado de los tanques y se desconocía la tubería, pero todavía no tenemos resultados”, agregó.

El funcionario indicó que un informe preliminar con las observaciones, recomendaciones y próximas tareas de la inspección; fue enviado ayer a los directivos del MEM y Petronic, “para que sigan de cerca los resultados y se tomen las decisiones más acertadas y en conjunto”.

Roturas y soldaduras
En este informe, Castillo precisa que, efectivamente, se realizaron por lo menos tres trabajos de rotura y soldaduras en las tuberías del plantel Corinto, y se logró confirmar que en la red del oleoducto y tubería interna ahora existen varias derivaciones adicionales, que están bajo sospecha de los técnicos por un presunto cruce de diesel y de gasolina, lo que será evaluado esta semana en las pruebas de hermeticidad y resistencia.

El titular del INE consideró que el petróleo venezolano que ahora se almacena en estos tanques de la Esso, “nos está salvando de una crisis energética mayor, porque se está usando para abastecer a las plantas térmicas de ENEL y eso está permitiendo tener menos apagones”.

Explicó que este combustible está permitiendo que las plantas estatales funcionen sin recurrir a Esso, y a un bajo costo. “Eso nos va a permitir que no haya un alza de seis u ocho por ciento en el servicio de energía eléctrica, con todo y los apagones que tenemos. Yo creo que debemos valorar este combustible, pues al final nos está sacando de la crisis poco a poco”, concluyó.

Ejército de Petronic
Las autoridades de la transnacional Esso Estándar Oil en Nicaragua optaron por no recibir su terminal en el Puerto de Corinto, cuando comprobaron que en su interior había un “ejército” de 40 funcionarios de la empresa Petróleos de Nicaragua (Petronic) que reclamaban su derecho a permanecer ahí cuidando del combustible traído desde Venezuela.

Fuentes extraoficiales informaron a EL NUEVO DIARIO que la terminal de la Esso en Corinto es manejada con menos de 10 personas, y que la presencia de tantos elementos en el plantel, provocó gran preocupación entre quienes reclaman que el bien les sea devuelto desde que fue embargado por una supuesta deuda por el no pago de impuestos a la Dirección General de Aduanas (DGA) el pasado 18 de agosto.

“Cuando la jueza les iba a devolver (a la Esso) el plantel se encontraron con el ejército de 40 personas de Petronic dentro, con posiciones de que no se movían de ahí, y entonces mejor decidieron retirarse para evitar problemas”, señaló la fuente.

La jueza de Distrito Civil y Laboral de Chinandega, Socorro Toruño, recorrió por más de tres horas el pasado lunes el Plantel Uno de la Esso, el que entregaría como depositario por petición de la DGA que embargó a la transnacional por la supuesta deuda, pero la petrolera norteamericana se negó a recibirlo mientras lo siguiera ocupando Petronic.

Ayer intentamos conocer la versión oficial de Petronic sobre la gran cantidad de personas que se encontraban en el plantel, pero ni el presidente ejecutivo Francisco López, ni el gerente general Rodolfo Zapata, respondieron a nuestras llamadas ni a nuestros mensajes.

El informante agregó que en lo poco que lograron observar los personeros de la Esso, comprobaron la realización de trabajos de soldadura en los tanques, que se instalaron tuberías y que se estaba ubicando un nuevo dispositivo para descargar combustible de los cargueros venezolanos.

“Todo eso lo hicieron en contra de los procedimientos de seguridad del plantel, poniendo en riesgo la vida no solo de las personas que trabajan ahí, sino de la población del Puerto de Corinto en general”, dijo la fuente.

Esso confirma invasión de Petronic
El gerente de Asuntos Públicos e Internacionales de la Esso, Alfredo Fernández, confirmó que cuando la judicial se disponía a entregarles las instalaciones, había muchas personas de Petronic en el sitio que se negaron a salir y que por eso no se pudo retomar el control de la terminal.

“No puedo decirle cuántas personas estaban adentro, pero sí había muchas personas de Petronic que se negaron a salir, y eso fue lo que afectó la devolución de nuestra propiedad”, dijo Fernández.

El funcionario de la petrolera explicó que la terminal de Corinto Uno es manejada por cinco personas que están capacitadas de acuerdo con los estándares internacionales, para tener el control del plantel de manera automática, “por eso no es necesaria tanta gente”.

Fernández dijo que la situación no varió mucho ayer martes, pues el negociador delegado por el gobierno, el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, se encuentra fuera del país, y la viceministra les prometió hacer gestiones para devolverles el bien de la misma manera en que estaba antes de la toma, pero que lamentablemente eso no ocurrió.

“Lo cierto es que la terminal no está en nuestras manos como señala la ley que debe de ser. Es lo único cierto”, dijo Fernández.

END consultó a la divulgadora del Ministerio de Energía y Minas, MEM, María Antonieta Santos, quien explicó que Rappaccioli, no se encontraba en el país, y que la segunda titular de esta cartera, Lorena Lanzas “no está disponible porque está haciendo millones de cosas”.

No ha habido derrame
El rumor de que se había dado un derrame en los tanques del Plantel Uno de Corinto, que han sido ocupados por Petronic para almacenar petróleo venezolano, fue desmentido por fuentes de seguridad de la portuaria, que explicaron que lo que se dio el lunes por la mañana fue un “derrame de fondo” en un tanque viejo que estaban limpiando trabajadores de la terminal.

“La gente de los alrededores del plantel sintió el olor a combustibles, se alarmó y los miembros de la Comisión de la Seguridad Portuaria se presentaron al lugar y comprobaron que se trataba de un desecho de fondo. Se extrajo lodo, sarro y tierra del tanque en donde había combustible impregnado y todo se solucionó, no ha habido ningún derrame”, dijo la fuente.

“No puedo negar ni confirmar esa información, porque no estamos en posesión del bien”, dijo Alfredo Fernández al ser consultado sobre el supuesto derrame. El vocero de la alcaldía de Corinto, Jair Carrillo, negó que haya existido algún derrame en la terminal petrolera.

Morales Carazo en férrea defensa de toma
Por su parte, el vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, afirmó ayer que la situación con la Esso no se habría complicado tanto si la transnacional hubiera tenido espíritu de cooperación hacia Nicaragua, en tanto que el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) Erwin Krüger, pidió al gobierno reestablecer una base de confianza con la compañía estadounidense, entregándole el dominio de la terminal.

El vicemandatario confió en que la situación se arreglará pronto, y basó su optimismo en un supuesto acercamiento de posiciones, en el cual la Esso podrá tener completa posesión de sus bienes y que a su vez esa empresa llegue a un acuerdo con Petronic en el manejo de los combustibles, tema que es vital para la actividad económica del país.

Morales Carazo negó que al Gobierno se le haya ido la mano con la Esso. “Yo te diría que a la Esso no sólo se le fue la mano, sino que también (se le fueron) los pies, porque teniendo los tanques podría haber ayudado a evitarle al país los grandes sufrimientos debido a la crisis energética que tiene, pero el problema finalmente se va a resolver”.

Al respecto, el presidente del Cosep, Erwin Krüger, comentó que desde el comienzo de la crisis han estado monitoreando la situación y se han reunido con las dos partes buscando un espacio de entendimiento.

Recordó que la semana pasada la organización gremial hizo una publicación escueta, pero firme, diciendo que ese plantel debería regresarse a la Esso. Krüger manifestó su confianza en que la situación se solucionará y que la Esso va a contribuir en todo lo que sea posible para ayudar a solventar la problemática energética nacional.

Si Esso lo pide, CSJ investigará a jueza
En tanto, el magistrado Edgar Navas, miembro del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), afirmó ayer que en los juicios civiles como el de la Esso versus la DGA, es normal que los procesos se suspendan si las partes llegan a algún arreglo.

“Cualquier juez expresaría algo similar si hay un arreglo de las partes, y en materia civil todo está sujeto a negociaciones, y eso no significa que se negocie la justicia”, afirmó Navas, en referencia a las declaraciones que brindó la jueza que lleva el caso, quien indicó que si las partes se arreglan, el juicio se suspendería.

No obstante, comentó que hay aspectos que le han recriminado a la juez, que pudo violentar la ley al no decidir tal como establece la reforma del código de procedimiento para nombrar depositario judicial.

“Esos casos de nombramiento de depositario, no son aislados, siempre el que está ejecutando trata de sustraer al ejecutado del bien, por eso se dio la reforma, y si existe violación a la ley, la juez está obligada a rectificar”, indicó el magistrado.

Toruño ha dicho que no nombró como depositaria de las instalaciones a la Esso Standard Oil porque ningún funcionario de la trasnacional aceptó, por lo que seleccionó a Roberto Zepeda, administrador de Aduanas de Corinto, a quien considera la persona idónea, pero esto no lo pudo demostrar y fue negado por la petrolera.

“No existe ley que prohíba hacer el deposito en la parte solicitante, la cual ya interpuso formal demanda (bonificación) el jueves pasado”, aseguró Toruño, quien añadió que existen personas interesadas en politizar este asunto, el cual, a su criterio, es eminentemente jurídico.

Navas dijo que no han decidido investigar de oficio la actuación de la juez, como lo han hecho en situaciones escandalosas y delicadas, porque en todo caso, la empresa perjudicada sería la llamada a poner queja si lo desea por tratarse de derecho privado, donde la justicia civil es rogada y se esperaría la actuación de la parte interesada.

Crisis afectará inversiones
El economista Sergio Santamaría consideró que el problema que enfrenta la Esso, afectará el ritmo de inversiones en el país, porque se trata de una empresa símbolo; una de las petroleras más grandes del mundo.

“Esto hace que los inversionistas consideren que si a esta empresa, que es de carácter multinacional o estos activos tienen problemas de este tipo, con mucha más razón a un inversionista de menor cuantía que quiera venir a instalarse en el país”, expresó.

En ello coincidió el presidente de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (Ancham) César Zamora, quien después de reunirse con representantes de la Esso, dijo a EL NUEVO DIARIO que “no es prudente” darle más largas al asunto del conflicto con la petrolera, porque se empaña más la imagen del país como un sitio seguro para invertir.

“Aquí es importante que se deslinden responsabilidades por todo lo que se puede derivar de esta situación, tanto en la seguridad del plantel y sus alrededores, como al daño que se le está haciendo a Nicaragua por medio de este caso, porque la imagen del país se ve muy empañada con este tipo de situaciones al margen de la ley”, dijo Zamora.

“Por la institucionalidad del país se debe respetar la ley. No estamos defendiendo a la transnacional, sino el respeto al Estado de Derecho en Nicaragua”, insistió.

Santamaría añadió que el manejo del problema de la Esso tiene que ser adecuado, hablar con claridad, porque si es un problema fiscal, existen los mecanismos para resolverlo y señaló que claramente se demostró que se trata de un problema de falta de infraestructura para almacenar el petróleo de Venezuela, para lo cual, se valieron de un cobro de impuestos que se hacía a la petrolera.

La intervención al plantel de la Esso, según Santamaría, demuestra que Nicaragua no tiene capacidad para movilizar la cantidad de petróleo que se dijo importaría de Venezuela, aunque el producto fuera regalado, y señaló que el Wall Street Journal y el New York Times se han hecho eco del caso de la Esso en Nicaragua.

(Con la colaboración de Luis Galeano, Róger Olivas, Gustavo Álvarez, Erving Sánchez, Eloísa Ibarra y Nery García)