• |
  • |
  • END

EL PAÍS / Caracas
Los niños venezolanos ya no tendrán tan fácil seguir las gamberradas de Bart y el resto de miembros de Los Simpson. La cáustica serie de dibujos animados tendrá que cambiar de horario en ese país después de que la Administración que preside Hugo Chávez, decidiera que algunas de sus escenas y diálogos no deben ser presenciados por los niños sin supervisión de adultos.

La estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) abrió un expediente administrativo a la emisora de señal abierta Televen, y le exigió públicamente que deje de transmitir Los Simpson en su actual horario de las once de la mañana. Podrá ser reubicado después de las siete de la tarde, en la franja de horario con supervisión de madres, padres o representantes, según la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, vigente desde 2005.

Esta prohibición en horario ‘apto para todo usuario’ es una de las pocas decisiones de esa naturaleza que ha tomado Conatel. A menudo, los partidarios del presidente Hugo Chávez y hasta el mismo mandatario han reclamado de ese organismo una mano más firme para frenar lo que consideran son desmanes de los medios.

Se estimula la violencia
El Comité de Responsabilidad Social, un organismo colegiado que atiende las quejas de los televidentes, recibió denuncias acerca de la serie estadounidense. ‘Se argumentó que en el programa se presenta como normal la descomposición de la unidad familiar y se estimula la violencia’, dijo una fuente del comité.

Según portavoces oficiales, antes de proceder a la apertura del expediente se envió dos exhortos a Televen para que, de manera voluntaria, procediera al cambio de horario, pero el canal televisivo no lo hizo. Representantes de Televen confirmaron que recibieron el documento de Conatel la semana pasada.

‘Nuestra postura ha sido dejar de emitir la serie hasta que Conatel no especifique el motivo por el que decide que ha de emitirse en otro horario. De momento, hemos sustituido Los Simpson por Los Vigilantes de la Playa, porque era el único producto que teníamos para emitir a esa hora y del que sabíamos que podría pasar la censura’, indicó en conversación telefónica Germán Pérez Nahím, gerente de Televen. ‘Le hemos explicado a la comisión estatal que Los Simpson es una parodia de una familia con problemas, como todas las familias, pero siempre sobrevive en ella el amor y la unidad’, explicó el directivo.