Tania Sirias
  • |
  • |
  • END

El director ejecutivo del Instituto Nacional Tecnológico (Inatec), Dámaso Vargas, determinó bajar los aranceles a los centros privados de capacitación profesional, pues afirmó que algunos estaban cobrando exageradas sumas de dinero, en comparación con las instituciones estatales. Vargas señaló específicamente a los centros de enseñanza de inglés que estaban cobrando hasta cinco mil 800 córdobas por cada uno de los niveles, cuando hay institutos especializados del Inatec que cobran apenas 600 córdobas.

“El año pasado les bajamos la cuota a las empresas privadas a mil 800 córdobas y todavía creemos que es una cifra alta. Sin embargo, esto ha provocado incomodidad en el sector privado. Ya no se permitirá que se siga haciendo negocio con el aporte del pueblo”, dijo el director ejecutivo.

Además, expresó que esta decisión no está afectando a los centros privados, ya que el año pasado facturaron 60 millones de córdobas en capacitaciones, y este año se registrará una cantidad similar.

Capacitaciones no satisfacen mercado laboral
El funcionario lamentó que las capacitaciones no están siendo dirigidas a las labores principales que necesita el país. Se están haciendo cursos de inglés, informática, administración, liderazgo, planificación estratégica, mientras que los oficios industriales y de construcción no los están ofreciendo las instituciones privadas, sino que están siendo asumidas por el Inatec.

“Entendemos que es más caro formar a un soldador o a un ebanista que a una secretaria ejecutiva. Para capacitar a un soldador necesitamos 75 mil córdobas, porque hay que gastar de cinco a ocho libras de soldadura diario por un período de seis meses y darle el título de técnico medio”, explicó Vargas.