• |
  • |
  • END

Transportistas de carga, interurbanos y taxis propusieron al gobierno una tarifa preferencial en el precio del combustible igual a la que tienen los transportistas urbanos de Managua, que compran el diesel a 40 córdobas con 50 centavos. Los empresarios aseguraron que comprando el combustible a ese precio no sólo se resolvería el problema de ellos, sino también estarían en capacidad de ofrecer una reducción en la tarifa actual.

Pero los transportistas advirtieron que si el gobierno no da una respuesta a sus planteamientos el próximo miércoles 17 de abril, paralizarán las unidades tanto de transporte de carga como de pasajeros en todo el país.

Mientras tanto, una delegación de transportistas encabezada por Antonio Betanco, presidente de la Federación de Transportistas Colectivos de Nicaragua, vio frustrado su intento de reunirse con el Ministro de Transporte e Infraestructura, ingeniero Fernando Martínez Espinoza, quien se justificó afirmando no estar disponible para recibirlos.

Betanco y sus seguidores reaccionaron molestos y rechazaron reunirse con el Director General de Transporte Terrestre, ingeniero Franklin Sequeira, tal como lo pidió el ministro Martínez, bajo el argumento de que se trata de un funcionario sin capacidad de tomar decisión.

La respuesta de Sequeira fue que ya existe una propuesta para resolver el problema del combustible, y que aprobarla o no será decisión del presidente Ortega.

Propuesta de transportistas
La propuesta gubernamental para resolver el problema del combustible en el sector transporte aún no se ha hecho pública.

El ministro de Transporte e Infraestructura reveló a EL NUEVO DIARIO que ya había enviado una propuesta el gobierno, pero que sería el presidente Ortega quien tomaría la decisión sobre el tema.

Los transportistas, en cambio, plantearon fijar el costo del combustible igual al precio que compran los transportistas urbanos de Managua, que alcanza los 40 córdobas con 50 centavos el galón. “Eso equivale a la reducción del 50 por ciento de nuestros gastos”, aseguró Jorge Vidal Real, Presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte, una de las organizaciones que está promoviendo las presiones contra el gobierno de Ortega.

Vidal Real cuestionó que Honduras mantenga un precio fijo para el combustible en el sector transporte, pero Nicaragua, que se ha visto más favorecida con la relación que tiene con Venezuela, no ha aplicado una política similar hacia el sector. En Honduras el costo del combustible llega a los tres dólares con 15 centavos, pero en Nicaragua el diesel vale 4 dólares con 30 centavos.

Gobierno presentará opciones
El ingeniero Franklin Sequeira aseguró que la propuesta que tiene el gobierno en sus manos presenta también “diferentes alternativas para el uso del combustible”, y recordó que fijar el costo igual a Honduras es un tema de política pública, que compete sólo al presidente Ortega decidir.

Sequeira recordó que con base en el acuerdo presidencial número 2-2008, se aplicarán medidas complementarias como quitar los reductores de velocidad conocidos como policías acostados, sincronizar los semáforos para que los buses pasen a una velocidad determinada y ordenar la circulación de los vehículos particulares.

Taxistas se suman a demandas
Vidal Almendárez, presidente de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis, se sumó al planteamiento, asegurando que la política gubernamental no sólo debe ser para el transporte de carga y pasajeros, sino también para el sector taxi. Recordó que los taxistas movilizan en todo el país a un promedio de 600 mil personas.