• |
  • |
  • END

El anuncio del presidente Daniel Ortega de querer convertir la deuda que tiene Unión Fenosa en acciones del Estado para ser socio de la transnacional en Nicaragua, ya había sido planteado en España en lo que parece ser una fase de pre compra para desprivatizar la distribución de energía en nuestro país.

Esta vez la respuesta de España ya no es aferrarse al contrato de privatización, sino de responder: nada de socios, te la vendo toda.

Expertos consultados manifestaron que para Fenosa ya es prácticamente imposible seguir alcanzando alta rentabilidad en un país empobrecido, y para el Gobierno la posibilidad de alcanzar alguna aceleración económica está en volver compatibles con la producción y los salarios las tarifas del sector industrial, comercial y domiciliar.

Katín confirma

El Gerente de Comunicación de Unión Fenosa, Jorge Katín, reveló que el presidente Daniel Ortega ya obtuvo una respuesta oficial de parte de las autoridades de Fenosa Internacional sobre la propuesta de adquirir acciones de esa compañía, pero dijo que los funcionarios de Fenosa en Nicaragua desconocen dicha contestación. Sin embargo, fuentes gubernamentales indicaron que la respuesta consiste en que el gobierno debe comprar “todo o nada”.

“El gobierno de Nicaragua ya conoce cuál es la respuesta oficial de los dueños de Unión Fenosa, de lo que mencionó el presidente Ortega (la propuesta de comprar acciones) anoche (jueves), y nosotros no conocemos la respuesta ni estamos autorizados a darla a conocer aunque la conociéramos”, dijo Katín a EL NUEVO DIARIO.

No obstante, fuentes gubernamentales indicaron que la respuesta de los directivos de Fenosa Internacional consiste en que “el gobierno de Nicaragua compre toda la compañía eléctrica o nada, pero las autoridades gubernamentales se negaron porque dicen no tener los fondos necesarios”, refirió la fuente, sin precisar cuál fue el precio propuesto por los dueños de la transnacional para comprar la empresa.

El mandatario dijo, durante la sesión de El Pueblo Presidente realizada en el Distrito Tres de Managua la noche del pasado jueves, que su gobierno quiso adquirir un porcentaje de las acciones de Fenosa y obtener un espacio dentro de la Junta Directiva, a cambio de que el Estado condone la deuda de esa empresa con las generadoras de energía estatales, que según él, ascienden a más de 70 millones de dólares (un mil 341 millones 200 mil córdobas).

Como ha sido su costumbre, obvió que para dar ese paso de convertir la deuda del Estado en acciones, necesita que sea aprobado como ley por la Asamblea Nacional.

Estado debe a Fenosa 58 millones, dice Katín

En relación con la millonaria deuda de Fenosa con las empresa estatales, Katín reconoció que la cifra expuesta por el presidente Ortega es correcta, sin embargo, precisó que el Estado, a través de desvíos tarifarios y de varias instituciones estatales, le adeuda a la empresa unos 58 millones de dólares, equivalentes a mil 111 millones 280 mil córdobas, según el tipo de cambio oficial del Banco Central hasta ayer.

El funcionario de Fenosa reveló que de esa cantidad, sólo la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), por facturación de electricidad a más de 70 suministros de energía, desde marzo del año pasado les adeuda unos ocho millones de dólares.

“Con los ocho millones de dólares de Enacal, el Estado le debe a Unión Fenosa unos 58 millones de dólares más o menos, de tal manera que la diferencia real, el saldo, es alrededor de unos 12 millones de dólares”, detalló Katín.

Ya hay acuerdo, sólo falta firma del mandatario

Agregó que en cuanto a los acuerdos, ya existe un protocolo o acuerdo de entendimiento que incluye las inversiones de Fenosa para lo que resta del año y parte de 2009, que andan por el orden de los 15 millones de dólares, además de una solución al tema de las deudas que tienen el Estado y Unión Fenosa, los desvíos tarifarios, la Ley Antifraude, asentamientos y la manera de cómo realizar los ajustes en la tarifa de energía eléctrica.

Katín aseguró que copias de ese protocolo está en manos del presidente de Unión Fenosa Internacional y de Ortega, por lo que sólo hace falta que ambos se pongan de acuerdo para realizar la firma, para luego dar a conocer los detalles de las negociaciones realizadas entre el Ministerio de Energía y Minas (MEM) y los funcionarios de Fenosa en Nicaragua desde agosto del año pasado.

“El ministro Rappaccioli está consultando con su jefe, que es el Presidente de la República, y cuando se firme el acuerdo se va a dar a conocer. Nosotros sólo lo decimos de manera general, pero se dará a conocer cuando se firme (el documento)”, enfatizó el gerente de comunicación de Fenosa.