Maricela Caldera
  •  |
  •  |

Intolerante, desafortunada y hasta visceral. Así calificaron algunos periodistas, catedráticos y observadores de medios consultados por END las expresiones del presidente Daniel Ortega, quien durante la celebración del 28 Aniversario del Ejército de Nicaragua, dijo: “Parece que algunos medios de comunicación aquí en Nicaragua fueron preparados por Goebbels”.

Las palabras del también Secretario General del FSLN se dieron después de que su gobierno enfrentara una crítica cerrada de medios independientes por la operación de embargo de los tanques de la Esso en Corinto, que sirvió para asegurar el trasiego de petróleo venezolano dirigido a Petronic.

“Las declaraciones del presidente Ortega reflejan un grado de intolerancia extrema hacia la prensa”, comentó Carlos F. Chamorro, presentador de Esta Semana y director del Semanario Confidencial. “Cree que con eso va a intimidar al periodismo”.

De acuerdo con Chamorro, “si hay algún parecido con algo habría que buscarlo en la prensa oficial, que se encarga de desprestigiar a personas difundiendo mentiras”.

Para Mario Fulvio Espinosa, el discurso del presidente en la Brigada de Infantería Mecanizada, le parece “una advertencia”. El ex director de la Escuela de Periodismo y ex editor de END, dice que ha visto “que los medios de comunicación se han desbocado un poco. Desde las elecciones los medios de comunicación entraron en una etapa contra Daniel, de descalificación e incluso mentiras”.

Por tal razón, dice Espinosa, el mandatario “se ve obligado a no dar declaraciones porque lo tergiversan. Ha habido abusos de la prensa local. Creo que este es momento de reflexionar, viendo las cosas desde un periodismo profesional”.

El ex decano de la UCA, Guillermo Rotschuh Villanueva, dijo que el comentario de Ortega es “una comparación desafortunada. Los gobiernos siempre que son objeto de crítica repelen los señalamientos usando las comparaciones más absurdas (…) una vez más se culpa al mensajero”.

El también autor de más de una docena de textos sobre comunicaciones, opinó que “actitudes como éstas merecen el rechazo de la ciudadanía (cuando el gobierno) deja a ciertos medios de comunicación como aliados formidables, para mantener a los demás a raya respecto al poder”.
¿Emula a Chávez?
“La verdad es que me da lástima que un Presidente en tan corto tiempo tome distancia de los medios de comunicación, y en vez de tomar las críticas para reflexionar ataque, como Hugo Chávez”, dijo el licenciado Mauricio Madrigal, jefe de Prensa de Canal 10 TV.

De acuerdo con Madrigal, el presidente Ortega más bien “debería tener cerca a los medios, no para prebendas, pero sí para tomar en cuenta la opinión de las personas. (Los medios) son un termómetro que mide la gestión de un gobernante, y los medios no estamos para ocultar sino para decir lo que ocurre”.

El articulista y ex legislador sandinista, Onofre Guevara, dijo que “las constantes loqueras que dice en sus malos discursos, no responden a una realidad”. Renglón seguido criticó la relación de Ortega con la prensa nacional, la que definió como “de un régimen dictatorial, pues el secretismo de Ortega arremete contra la libertad de prensa”.

Añadió que “actitudes como ésa, expresada en el 28 aniversario del Ejército de Nicaragua, son una explosión visceral, ya que no ha podido llevar una buena relación con los medios de comunicación”.
“Los Goebbels son oficialistas”
El periodista y profesor de Comunicación de la UCA, Alfonso Malespín Jirón, declaró que “el presidente Ortega debe recordar que los émulos de Joseph Goebbels siempre han estado en las filas gubernamentales, sobre todo cuando la comunicación se entiende como propaganda”.

Malespín recordó que “Goebbels nunca ha sido maestro de quienes practican un periodismo profesional e independiente. Dicho esto, pareciera que su crítica se dirigiera a los medios afines al gobierno. Ya lo decía el licenciado Jaime Morales Carazo cuando era Secretario de Comunicación del Presidente Alemán: “La verdad hay que administrarla”.