Tania Sirias
  •  |
  •  |
  • END

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, de Nicaragua, aclaró que dicha denominación religiosa no tiene nada que ver con la secta polígama denunciada por la Policía del Estado de Texas.

Roberto Sequeira Montalván, director nacional de Asuntos Públicos de esta organización religiosa, expresó que esta noticia afecta la imagen de sus más de 55 mil miembros.

Agencias internacionales de prensa divulgaron a inicios de esta semana que las autoridades tejanas habían rescatado a 137 menores, de los cuales 52 son niñas que eran sometidas a poligamia.

La Policía detuvo al líder de esta secta, Warren Jeffs, de 50 años, quien fue acusado por contraer matrimonio con una joven de 16 años.

“Declaramos enfáticamente que los miembros de esta secta no son miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Igualmente, aclaramos que no existe tal cosa como “Secta Mormona Polígama”, afirmó Sequeira
en un comunicado de prensa.

Agregó que el término correcto para describir a estos grupos opuestos a las creencias de los mormones es “Sectas Polígamas”.

“La inclusión de la palabra ‘mormón’ es engañosa e incorrecta, ya que éste es el término con el que se conoce a los miembros de nuestra Iglesia”, dijo el líder religioso.

Polígamos son expulsados
Sequeira Montalván expuso que los mormones se oponen a toda forma de poligamia.

Declaró que el matrimonio entre un hombre y una mujer es ordenado por Dios y es la única forma santa de establecer una relación conyugal.

“Cualquier miembro de nuestra Iglesia que practique la poligamia es excomulgado de nuestra congregación mediante los procedimientos disciplinarios internos establecidos”, expresó.

El recién fallecido presidente de la Iglesia, Gordon B. Hinckley, declaró sobre este tema: “Deseo establecer categóricamente que nuestra Iglesia no tiene nada que ver con quienes practican la poligamia.

Ellos no son miembros de esta Iglesia y están en abierta oposición a la Ley Civil…”, concluye el comunicado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus