• Managua |
  • |
  • |

Tal como informó EL NUEVO DIARIO en su edición de ayer, la empresa Can-American Inc. es la verdadera ejecutora de una oferta de 120 megawatts que negocia la misteriosa compañía panameña Kamusi Investment S.A., corroboró una fuente oficial de dicha firma.

También informó que ya existe un “memorando de entendimiento” del negocio con el gobierno sandinista.

Fue Hugo Alejandro Ramírez, Vicepresidente de Can-American, quien sí dio la cara y explicó parte de la operación guardada en el más estricto secreto por la Administración de Daniel Ortega: Kamusi buscó a las firmas técnicas Can-American y Alstom Power Rentals (APR) para instalar una planta de generación térmica a base de bunker de 60MW como fase inicial.

El gobierno solicitó a la Contraloría contratar sin licitar a Kamusi para adquirir plantas energéticas que serían manejadas por la estatal Generadora Eléctrica Central S.A. (Gecsa) a través de un contrato con el gobierno. Todo para suministrar 120 megawatts.

Son ejecutores
“El suministro, instalación y puesta en marcha de la planta sí la haríamos nosotros en asociación con Alstom Power Rentals, bajo contrato con Kamusi como cliente nuestro. Ellos son un grupo de inversionistas que piensan instalar la planta en Nicaragua. Nosotros somos ejecutores de proyectos y ellos nos pidieron a nosotros una propuesta para instalar la planta”, señaló Ramírez.

El vicepresidente de Can-American, que tiene oficinas en Canadá, Estados Unidos y Panamá, reveló a este rotativo que “existe por lo menos un memorando de entendimiento que ha sido suscrito entre el gobierno nicaragüense y la empresa Kamusi” para el suministro de la energía.

El abogado panameño Carlos Eugenio Carrillo Gomila, quien se identificó como representante de Kamusi, no aclaró el martes pasado los detalles de la oscura negociación, quienes están detrás de la compañía, su experiencia en el ramo, capacidad económica y garantías legales del acuerdo. Tampoco por qué ofrecieron un precio de energía mayor que el del mercado.

De acuerdo con Ramírez, Can-American “tiene una trayectoria amplia en la estructuración y financiación de proyectos de infraestructura, entre los cuales se encuentra el sector eléctrico, para el cual tenemos una asociación estratégica desde hace unos tres años con Alstom Power Rentals (APR) de EU”.

Demandaron garantías

¿Este proyecto cómo lo conocieron? ¿Cuál fue el vínculo con el gobierno nicaragüense?

Nosotros estábamos presentando una oferta, preparando algo similar para Panamá, y en las conversaciones que se tenían aquí vimos un grupo de inversión que estuvo interesado en operar este tipo de proyectos, nos dijeron que si estuviéramos dispuestos a ir a Nicaragua. Bueno, nosotros habíamos tenido problemas en Nicaragua, pero dijimos que sí, siempre y cuando se dieran las garantías adecuadas.

¿Problemas de qué tipo?

Problemas de garantías financieras.

Me informaron que Rómulo Abad, secretario del ex presidente Ernesto Pérez Balladares, conectó a su grupo con el gobierno de Nicaragua. ¿Así fue?

No sé. Nuestra relación es directamente con Kamusi en Panamá, y la única relación con Nicaragua es que el proyecto sería potencialmente realizado en ese país.

¿Quiénes son los socios de Kamusi?

La verdad no estoy en libertad de decirlo. Es un grupo de empresarios panameños.

Indagaciones de EL NUEVO DIARIO revelaron que la firma de abogados Infante & Pérez Almillano, que inscribió a Kamusi en calidad de “agente residente” en el Registro Publico de Panamá, el 25 de mayo pasado, fue la misma que representó al ex presidente de Panamá Ernesto Pérez Balladares en un sonado caso de corrupción en 2003.

Además, confirmamos que Carrillo Gomila, el propio representante de Kamusi, fue también abogado de Ports Engineering & Consultants Corp. (PECC), la empresa del escándalo de corrupción que involucró al ex presidente Pérez Balladares.

Ayer llamamos a Carillo Gomila para conocer más detalles del caso y aseguró que Kamusi emitirá un comunicado hoy informando ampliamente de la transacción.

El triángulo Can-American-Kamusi-APR
Ramírez calificó identificó a Kamusi como “un cliente potencial de Can-American y de APR”. Y detalló los alcances del proyecto de Kamusi en Nicaragua: “Consiste en el suministro, instalación y puesta en marcha de una planta de generación térmica con bunker de 60MW como fase inicial y la posibilidad de una segunda fase de 60MW”.

Aseguró que su compañía no tiene “relación alguna” con autoridades del gobierno sandinista, “pues nuestro cliente sería la empresa Kamusi”. Por esta razón, se excusó de conocer el precio por potencia de la energía en el negocio, así como su costo final. Tampoco con quienes estaría negociando Kamusi.

“Nuestra oferta a Kamusi es por el suministro, instalación y puesta en marcha de la planta, y no una venta de electricidad como tal”, detalló.

A ustedes se les identifica como los verdaderos ejecutores del proyecto desde Panamá. ¿Es así?
El suministro, instalación y puesta en marcha de la planta sí la haríamos nosotros en asociación con APR, bajo contrato con Camuza como cliente nuestro.


¿Han mantenido relación o contacto con el presidente Daniel Ortega o personas vinculadas a él en las negociaciones?

No.

¿Quién es Can-American?

Can-American Inc. es una empresa dedicada a asesorar a otras compañías en el desarrollo de estrategias de negocios. Tiene sus oficinas en Ciudad de Panamá, Panamá; Florida, Estados Unidos; y Montreal, Canadá, según el sitio en Internet de la compañía, www.can-american.net.

Los cargos de directiva son ocupados por: Hugo Ramírez G., como Presidente; el hijo de éste, Hugo Alejandro Ramírez, Vicepresidente; Juan Manuel Ramírez, Director; y Gustavo Ramírez, Director Técnico.

Entre los servicios que ofrece la firma, de acuerdo con el portal electrónico, destacan: estructuración financiera, redes internacionales, planeamiento estratégico, y “soluciones de llavero”.

Las áreas en las que se enfoca la gestión de la firma son energía, agua, tratamiento de desechos, turismo y telecomunicaciones.

De acuerdo con el mismo sitio Web, los ejecutivos de Can-American han participado en proyectos en países como República Dominicana, Venezuela, Colombia, Panamá y Costa Rica, y otros en América Latina y el Caribe.

Proyectos actuales
Can-American Inc. participa actualmente en el desarrollo de dos millonarios contratos en asociación con una compañía canadiense especializada en ingeniería, según su sitio en Internet.

El primero es un contrato por 75 millones de dólares, entre el gobierno de República Dominicana, y la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo, CAASD, y que en parte, consiste en la construcción de alcantarillas, caminos, y la instalación de una planta de tratamiento de aguas servidas.

El segundo contrato es por 58 millones de dólares, suscrito entre el gobierno de República Dominicana, y la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

El proyecto consiste en la construcción y rehabilitación de dos centrales eléctricas y subestaciones mini-hidráulicas; y trabajos rurales de electrificación, incluyendo la transmisión y líneas de la distribución, se lee en el sitio electrónico.

El mercado de Can-American se encuentra principalmente en países de América Latina y el Caribe, pero debido a sus contactos internacionales, los ejecutivos de la firma pretenden ampliar sus servicios sobre Estados Unidos, así como en varios países de Europa Oriental, Asia y África, según www.can-american.net.

Perfil de socios
En el apartado relativo al perfil de los socios, el portal señala que el Presidente y fundador de la compañía tiene más de 30 años de experiencia en el sector de la industria.

Debido a su experiencia, ha asumido cargos importantes en la Agencia Internacional Canadiense de Desarrollo (CIDA, por sus siglas en inglés), y en el reconocido grupo económico SNC-Lavalin, vinculado a las áreas de ingeniería y construcción.

En el caso de Vicepresidente y también fundador, a quien entrevistamos por el hilo telefónico, se destaca que tiene más de 10 años de experiencia ejecutiva en el desarrollo de negocios internacionales, igualmente, en SNC-Lavalin; y en la firma de construcción francesa Dessau-Soprin.

En el caso del Director se destaca su trayectoria en la estructuración financiera de proyectos; y en el del Director Técnico, se menciona su carrera en operaciones, mantenimiento, diseño, ingeniería, gerencia de proyectos y desarrollo de negocios.

Presidentes de cámaras empresariales privadas:

“Queremos transparencia”

Mauricio Miranda

José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), y Mario Amador, Presidente de la Cámara de Industria Nicaragüense (Cadin), exigieron al gobierno de Nicaragua transparencia en las relaciones comerciales que mantiene con directivos de la firma Kamusi Investment S.A.

“Así como se habla de que las empresas del sector privado deben de pagar impuestos, igualmente todas las empresas del sector privado como las del sector público, deben ser transparentes en sus procesos”, dijo Aguerri a END.

“Las empresas privadas y estatales tienen que cumplir con las leyes del país, con los procesos de transparencia que demanda el país, y en ese sentido estamos simplemente leyendo información (en los medios de comunicación). No conocemos información oficial al respecto”, añadió.

Por su parte, el presidente de Cadin asentó su posición: “Cualquier contratación del Estado tiene que ser pública y tiene que ser transparente”. Según él, “cualquier compra que haga el gobierno tiene que se licitada”.

Precio en base al promedio del mercado
Amador desaprobó la oferta que el gobierno de Nicaragua negocia con la firma canalera Kamusi Investment S.A. para la instalación en el país de 120 megavatios, cuyo costo en “potencia fija” supera los 30 dólares el kilovatio por mes.

“Tengo la sensación de que el contrato con Kamusi cuesta un poco más de lo cuestan los contratos con los operadores que se podían conseguir, está más arriba del promedio, con lo cual no estamos contribuyendo al desarrollo económico del país sino que lo estamos afectando”, comentó.

“El mercado tiene esa realidad, entonces hay que buscar que lo que venga sea sobre los precios del mercado”, aseveró también Aguerri.