• Managua |
  • |
  • |

El Instituto Nicaragüense de la Cultura (INC) cambiará una vez más de director. Luis Morales, designado en el cargo hace cuatro meses, ha sido despedido, aseguraron fuentes vinculadas al gobierno.

Se sabe extraoficialmente que desde el lunes Morales fue cesado en sus funciones, convirtiéndose así en el tercer director del INC en nueve meses. Margine Gutiérrez asumió esta dirección, pero fue destituida por dar una entrevista a un medio de comunicación local. A Gutiérrez le siguió Emilia Tórrez, quien fue despedida dos meses después.

Morales Alonso, reconocido allegado a la primera dama Rosario Murillo, evitó negar o asegurar su despido, aduciendo que no da declaraciones por teléfono, y cuando lo visitamos en las oficinas del INC estaba en una reunión desde hacía más de dos horas con responsables de proyectos que ejecuta esta entidad, según dijo su asistente, por lo que fue imposible obtener su versión.

El motivo: ¿La feria del Libro?
En los corrillos artísticos nacionales se maneja que la gota que rebasó el vaso para despedir a Morales fue la realización de la XI Feria Internacional del Libro en Centroamérica en el Palacio de la Cultura.

Esta feria fue organizada por la Red Nicaragüense de Escritores y Escritoras (Renies), que tiene como cara visible a dos críticas del gobierno: la escritora Vida Luz Meneses y Salvadora Navas, propietaria de Anamá Ediciones.

“Él mostró una apertura cultural y política, y reunió a gente considerada traidora por el Frente Sandinista”, comentó una artista que prefirió no ser identificada.

La idea de la realización de la feria en el Palacio se gestó desde principios de año, y contó con la venia de Margine Gutiérrez y de Emilia Tórrez. Morales Alonso sólo vino a ejecutar el trabajo de las dos anteriores.

Otro de los motivos que se presume, produjo la destitución de Morales, es que éste ejerció un papel pasivo en la organización de la Feria, que cada año se hace en un país centroamericano distinto.

Artistas que tampoco quisieron ser identificados, expresaron que el gobierno, específicamente Rosario Murillo, quien durante la década de los ochenta ejerció un papel protagónico en el ámbito cultural nacional, quería que en dicha Feria el gobierno tuviese mayor incidencia.

Un fiel
Morales es arquitecto y pintor, y fue director de la Galería Añil, propiedad de Murillo Zambrana, con quien ha tenido una relación muy cercana.

Durante su gestión como director del INC, fue destruida la fuente musical que estaba en la ahora Plaza de la Revolución, ubicada frente al Palacio de la Cultura. En esa época Morales fue un férreo defensor de la demolición de la fuente, construida en el gobierno de Arnoldo Alemán.

Entre los logros de su gestión está la concentración de escuelas de arte en el INC y la inauguración de los sábados culturales. También gestionó con patrocinadores privados, la publicación de una colección cultural de escritores jóvenes que, coincidentemente, fue lanzada durante esta semana.