Esteban Solís R.
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega confirmó que hasta anoche se contabilizaban 21 muertos, pero esa cifra se podría multiplicar por el gran número de desaparecidos, sobre todo en comunidades que fueron arrasadas por el huracán “Félix” y donde el acceso por ahora es imposible. También ha confirmado que Sandy Bay fue devastado en un 100 por ciento.

Después de hacer un recorrido por Bilwi hasta Cabo Gracias a Dios y algunas comunidades, el mandatario dijo que hay más de 50 mil personas que quedaron sin techo, no obstante, remarcó que las cifras que manejan todavía son preliminares.

Anunció que el servicio de energía eléctrica será restablecido dentro de cinco días en Bilwi, mientras que el de agua potable esperará una semana. Ortega informó que la reconstrucción será larga y difícil, y lo que urge en estos momentos, más que alimentos, que los hay para diez días, son materiales de construcción, medicinas y agua potable.

En ese sentido dijo que a partir de este jueves la Fuerza Aérea normalizará sus vuelos hacia la zona del desastre para llevar masivamente la ayuda.

Daños en bosques, no cuantificables
“Pasamos también por Bismuna y vimos que hubo daños a la siembra de arroz, así como en Cabo Gracias a Dios”, dijo Ortega, y aseguró que hay daños no cuantificables en los bosques.

El presidente, que viajó acompañado del jefe del Ejército, general Omar Halleslevens, y el titular de ENEL, Ernesto Martínez, dijo que indiscutiblemente Bilwi fue devastada por el paso del fenómeno natural.

“Hay comunidades que fueron totalmente arrasadas buscando hacia el Triángulo Minero y que no pudimos visitar, entre ellas Santa Martha, Sin Sin y Shasa, pero no tenemos todo el detalle de la cantidad de víctimas, la cantidad de muertos y lesionados, solamente que hay 21 fallecidos, más de 50 mil que quedaron en la calle, sin techo y una cantidad no precisada de desaparecidos”, dijo el mandatario.

Alertó que el río Coco se ha convertido en una gran amenaza para las comunidades costeras que habitan en la zona de Río Abajo, ya que el caudal se creció en la parte de Raití, Jinotega, por lo que hay que proceder a evacuar a esa gente.

Pese a que hay alimentos para varios días, el mandatario dijo que el problema es cómo llevarlo hacia las comunidades. Confirmó que ya está en la zona el helicóptero “Chinock” de los Estados Unidos, que esta mañana llegará a Managua un avión Hércules de la Fuerza Aérea Venezolana con ayuda, principalmente materiales de construcción.

Ortega dijo que está abierta la ruta por el río Rama, además del puente aéreo establecido por el Ejército. Confirmó que una brigada de ingenieros del Ejército de Honduras llegará pronto a la zona, donde desde hace días trabaja otro contingente de médicos cubanos.