Fermín López
  •   Bilwi, Puerto Cabezas  |
  •  |
  •  |

Dos días después del devastador paso del huracán “Félix” por la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), el número de muertos y desaparecidos va en aumento, mientras la ayuda seguía sin llegar a los centros de refugios.

El dirigente indígena Brooklyn Rivera aseguró que en los Cayos Miskitos hay 40 personas muertas y que no existe una cifra exacta de desaparecidos.

“En los Cayos Miskitos hay una gran cantidad de personas muertas y desaparecidas. Nos estamos preparando para lo peor”, dijo el también diputado.

El presidente Daniel Ortega, quien ayer visitó las comunidades más afectadas por “Félix”, ordenó a la Fuerza Aérea regresar a los Cayos Miskitos para continuar la búsqueda de los desaparecidos.

Espera por familiares
“Tienen que hacer el esfuerzo para rescatar a los desaparecidos. Las familias nos están pidiendo otro esfuerzo”, expresó el gobernante ante un grupo de angustiadas personas que esperaban en el muelle de Puerto Cabezas y en las costas del mar, noticias de sus parientes desparecidos desde hace dos días.

El jefe del Ejército, general Omar Halleslevens, ordenó a los miembros de la Fuerza Naval y de la Fuerza Aérea seguir con la búsqueda de desaparecidos en la zona norte de los Cayos Miskitos.

Rodolfo Spear, síndico de las comunidades Karata y Dackbm, dijo que en esos dos sitios ninguna vivienda quedó en pie y los afectados ascienden a dos mil, de los cuales el 50 por ciento son niños.

En esas comunidades también se perdieron los cultivos de arroz, yuca y plátano, agregó Spear.

El jefe de la Fuerza Naval en Puerto Cabezas, capitán de corbeta Julio César Zapata, dijo que la tarde de ayer fueron rescatadas personas que estaban desaparecidas en alta mar.

Zapata aseguró no haber visto muertos en el recorrido por los Cayos Miskitos, y agregó que no existe una cifra exacta de personas desaparecidas.

De las 60 personas rescatadas en los Cayos Miskitos, la mayoría de ellos son pangueros, aseguró Leonzo Alfred, quien negó que hayan sido advertidos del peligro que significaba el huracán.

Según Alfred, ellos (los pangueros) fueron avisados hasta las tres de la tarde del lunes, cuando ya no se podían trasladar a tierra firme porque sus medios de transporte son barcos de vela.

Esta versión fue negada por el jefe de la Fuerza Naval en Puerto Cabezas, capitán de corbeta Julio César Zapata, quien aseguró que los pangueros se quedaron en alta mar por su propia voluntad.

En la comunidad de Sahsa se reportó la muerte de cuatro personas. Sus nombres: Nelia Scott, de 24 años; Haison Domingo, de cuatro, Melina Merlo Castro, de 18; y un niño cuya identidad se desconoce.

Desesperación en los refugios
Mientras tanto, en los refugios hasta la tarde de ayer todavía no llegaba la ayuda para los miles de damnificados de los barrios y comunidades aledañas que dejó el huracán “Félix”, tras golpear la ciudad de Bilwi la madrugada del martes.

Dos días después del desastre muchas personas duermen a la intemperie en las calles y al igual que en los refugios están a la espera de alimentos, agua, medicamento y plástico negro.

En los refugios de los barrios Jerusalén, Kokal, Libertad, Bocana y Punta Fría, los damnificados seguían esperando con ansiedad la ayuda humanitaria.


“No tenemos techo, no tenemos agua”, dijo Carmen Ugarte, cuya casa ha servido de albergue para 35 personas.

El presidente Daniel Ortega prometió que la ayuda en víveres comenzará a ser entregada hoy en los refugios.

El director ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), dijo que se entregarán paquetes de arroz, frijoles, harina y aceite para ocho días, que permita alimentar a siete personas.

La ayuda internacional para los miles de damnificados que dejó el huracán “Félix” comenzó a llegar ayer a Puerto Cabezas.

Los primeros países en hacer llegar su generosa cooperación fueron Honduras y Estados Unidos.

Por la tarde un avión del Ejército hondureño aterrizó en el aeropuerto de Puerto Cabezas con alimentos y personal médico.

Mientras tanto, el gobierno de Estados Unidos envió un avión con medicamentos y personal médico.

Para Brooklyn Rivera, el principal problema de llevar la ayuda del Pacífico hacia la región afectada por “Félix” es el transporte, el cual tiene un alto costo.

“Se trata de transportar ayuda desde Managua hasta Puerto Cabezas, y de Puerto Cabezas a distintas comunidades de difícil acceso, donde la única manera de llevar ayuda es vía aérea”, subrayó Rivera.


(Con la colaboración de Valeraia Imhof y Ernesto García)