Mauricio Miranda
  • Managua |
  • |
  • |

Sin embargo, el diputado José Pallais, Presidente de dicha comisión, confirmó que los líderes de la institución religiosa “perdonaron” y “permitieron” la moción, aunque no se atreven a reconocerlo por temor a que “sea la puerta de entrada” para aprobar otros tipos de abortos.

El pasado jueves 13 de septiembre, 66 diputados ante la Asamblea Nacional, miembros de la ALN, del PLC y del oficialista FSLN, ratificaron los artículos en el Código Penal que castigan con uno a tres años de prisión a quienes cometan aborto terapéutico. Este procedimiento médico estuvo vigencia en Nicaragua por más de cien años, hasta octubre del año pasado.

En conversaciones con EL NUEVO DIARIO, el diputado Pallais, del PLC, aseguró que los jerarcas católicos permitieron una moción que establecía que cuando no era posible salvar la vida de la madre y la del niño por nacer, “la Iglesia en esos casos extremos acepta que se salve la vida de la madre”.

El día en que se reafirmó la penalización el aborto terapéutico, dicha moción no fue tomada en cuenta por los diputados en el Parlamento.

Iglesia niega, pero...
El padre Rolando Álvarez, Vocero de la Conferencia Episcopal, sostuvo que la Iglesia Católica está “muy contenta con el hecho de que los diputados hayan mantenido su palabra y se haya penalizado el aborto terapéutico tal y como ya se había hecho”.

El sacerdote indicó que los obispos, a través de una carta enviada a los diputados el pasado siete de septiembre, asentaron su posición sobre los procedimientos que un médico puede realizar para evitar la muerte de una mujer embarazada.

“La Conferencia Episcopal afirma que, habiendo consultado a expertos en derecho penal, ellos están sabidos que las eximentes ya incluidas en el nuevo Código Penal son suficientemente exculpatorias para un médico que efectúa un tratamiento médico necesario, para evitar la muerte de una mujer embarazada”, expresó.

“Aquí, por ejemplo, entrará el caso de un sangrado natural en proceso. Pero fijate bien, sangrado natural, que ya está en proceso. Por ejemplo, el embarazo ectópico, que nunca va a ser viable”, especificó.

Según el sacerdote, si un médico interrumpe el embarazo en esta situación, para la Iglesia Católica “no se puede culpar al médico, absolutamente”.

Además, argumentó que un sangrado natural en proceso, y un embarazo ectópico “nunca han cabido dentro del aborto terapéutico”.

Quiere decir que si se dan estos casos y el médico procede, ¿ustedes comprenden que él no tiene que ser culpado?
Por supuesto. Por supuesto. Toda la vida lo hemos comprendido.

Otro punto que la Iglesia Católica ha mantenido, según el Vocero de la Conferencia Episcopal, es que si dentro de los artículos del Código Penal que castigan la práctica del aborto terapéutico se incluyese una lista de casos excepcionales para efectuarlo, “además de ser totalmente inusual, es sumamente peligroso”.

Argumentó que con un listado de excepciones para justificar un aborto terapéutico, “la lista de casos hubiera podido aumentar y ser manipulada por abortistas, sin control de las autoridades”. “De esta forma pondríamos en peligro la vida de las personas que se encuentran en el vientre materno”, añadió.

“Ahora, el término ‘en casos extremos’, es un término muy generalizado, y que dejaba la puerta abierta para cometer cualquier tipo de aborto”, añadió.

Diputado confirma: Permitieron moción, pero tienen miedo
Pero el diputado José Pallais confirmó nuevamente a EL NUEVO DIARIO que los obispos sí reconocieron una moción que permitiría el aborto terapéutico cuando la vida de la madre peligre por complicaciones en su embarazo, e insistió en que el espíritu de dicho instrumento jurídico se basó en doctrinas de la misma Iglesia Católica.

“Ellos perdonan y permiten (la moción), pero no quieren que en la legislación se ponga que fue con la autorización de ellos, porque la moción que nosotros presentamos es una copia textual de la posición de monseñor (Abelardo) Mata, que a su vez es una copia textual de varios libros donde está la doctrina sobre el aborto”, explicó.

“En las consultas ellos no nos dijeron ni sí ni no, porque aunque ellos en su doctrina están de acuerdo, y en la homilía está clarísimo, el temor que tienen es que si hoy se aprueba esto, mañana se vaya a aprobar otro tipo de aborto terapéutico”, explicó.

Los otros tipos de abortos terapéuticos a los que se refiere Pallais son: por violación, por causas eugenéticas (debido a malformaciones en el feto), por razones sicológicas o por razones sociales.

“Ellos en su doctrina contemplan el caso extremo cuando se ha agotado todo lo necesario para salvar la vida, y cuando la intervención del médico no tiene intencionalidad de matar por matar. Pero ellos no quieren decirlo ni respaldarlo públicamente, para no dar puerta de que en eso se monten los otros tipos de abortos terapéuticos”, sostuvo.

Iglesia fortaleció a abortistas ortodoxas
El diputado Pallais señaló que con la penalización del aborto terapéutico las “abortistas ortodoxas”, que propugnan la aplicación de este procedimiento clínico sin ningún tipo de restricción, se han fortalecido.

“A las abortistas ortodoxas les hemos dado el apoyo de la gente que cree que deben defenderse todas las vidas: la del niño por nacer y la de la madre. Porque con una prohibición absoluta del aborto terapéutico, como quedó, no vamos a incluir los casos indispensables para salvar la vida de la madre, y que la Iglesia los consiente”, afirmó.


¿Iglesia Católica presionó al Parlamento?
Fuentes vinculadas a la Asamblea Nacional revelaron a EL NUEVO DIARIO que miembros de la Iglesia Católica presionaron a los líderes de los distintos partidos en la Asamblea Nacional para que los diputados votaran a favor de la penalización del aborto terapéutico.

“Hubo negociaciones de los obispos con líderes de los partidos políticos. Si vos buscás las intervenciones en la Asamblea, doña Myriam Argüello dijo que habían llamado a Daniel Ortega, y que Daniel Ortega les había dado la orden (a sus diputados). Hubo una orden de Daniel Ortega para los sandinistas”, sostuvo la fuente.

Los líderes de los partidos ALN, MRS y PLC también fueron presionados por miembros de la Iglesia Católica, aseguró el informante.

“A mí no me presionó nadie para votar, pero dicen que había habido llamadas telefónicas a todas las bancadas. No solamente a la del Frente, sino que a todas las bancadas. Se dice que a jefes de bancada y a presidentes del partido, pero son rumores, a mí no me consta”, dijo por su parte el diputado Luis Callejas, de ALN.

“A lo que es la bancada no había ninguna presión. Había libertad. Es más, yo fui donde cada uno de los diputados, y lo único que les decía es que esa votación era a conciencia. No era una votación política, era de principios, de cultura, de lo que sea”, sostuvo María Eugenia Sequeira, jefa de bancada de ALN.

El padre Rolando Álvarez, Vocero de la Conferencia Episcopal, negó que la Iglesia Católica haya presionado sobre la decisión de los diputados en la Asamblea Nacional. “No. La Iglesia no tiene ningún tipo de poder jurídico ni político ni económico para presionar o persuadir a alguien. Nuestro planteamiento es únicamente moral”, aseveró.