•  |
  •  |
  • END

El Sistema de las Naciones Unidas presentó ayer el Informe sobre Desarrollo Humano 2007-2008, dedicado este año a promover el debate sobre los cambios climáticos que afectan al mundo, incluyendo a Nicaragua.

El informe, titulado: “La lucha contra el cambio climático: solidaridad frente a un mundo civilizado”, fue presentado en el campus central de la Universidad Nacional de Ingeniería, ante miembros del cuerpo diplomático, representantes de los poderes del Estado, estudiantes y público en general.

Presidiendo la mesa se encontraban la ministra del Ambiente, Juana Argeñal; el coordinador-representante del Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua, Alfredo Missair; el ecólogo Jaime Incer Barquero; el rector de la UNI, Aldo Urbina, y Claudio Tomasi, Presidente Adjunto del PNUD.

Cada uno de los miembros de la mesa advirtió claramente de los peligros que significan para el mundo y para Nicaragua la destrucción ambiental y los cambios climáticos: sequías, inundaciones, hambruna, enfermedades, desastres naturales.

Desde distintas ópticas, los expositores llamaron a los nicaragüenses en general a adoptar medidas para evitar cada vez más la destrucción de los recursos naturales, y tomar acciones contra la contaminación ambiental.

Nicaragua, por ser un país en desarrollo ubicado en uno de los costados de la ruta de los huracanes en el Atlántico Norte, se ha visto afectada seriamente por el impacto de éstos, generados cada vez con mayor intensidad por los efectos de los cambios climáticos sobre las aguas de los océanos.