•  |
  •  |
  • END

La Comisaría de la Mujer de la Policía departamental de Rivas, en coordinación con la OIJ de Costa Rica, investiga el rapto de dos hermanitas nicaragüense, de seis y diez años, que radican junto a sus padres desde hace varios años en el vecino país del sur.

Según documentación facilitada por Relaciones Públicas de la Policía de Rivas, las niñas Elisa Masiel Rivera Dávila, de seis años, y Joselin Raquel Dávila Martínez, de diez, vivían en suelo tico con sus padres, Elizabeth Dávila Martínez, de 27 años, y Eleazar Rivera.

Los documentos indican que la familia habita en la comunidad de Santa Cecilia, de la provincia de Guanacaste, pero la tranquilidad del hogar culminó este doce de abril, cuando en horas de la mañana una pareja trasladó con engaños a las menores a suelo nicaragüense, específicamente a la ciudad de Rivas. Según la documentación, la pareja que raptó a las menores está compuesta por José Francisco Dávila Martínez, de 37 años, y su cónyuge, Ingrid Patricia Aguilar.

De acuerdo con las investigaciones policiales, Dávila y Aguilar se trasladaron a suelo tico el 25 de julio de 2007 utilizando puntos ciegos de la frontera sur, y se presentaron a la casa de los progenitores de la niña manifestándoles que el señor Isidro Dávila Martínez los había enviado, y quien dicho sea de paso es el padre de la madre de las niñas y padre de crianza del raptor.

Con el transcurso del tiempo, los huéspedes se fueron ganando la confianza de las niñas y sus padres, y de esa manera Ingrid Patricia convenció a la madre de las niñas para que se fuera a trabajar en los cortes de naranja y que ella cuidaría de las pequeñas. De este modo lograron que las menores quedaran sólo bajo su resguardo.

Posteriormente, el 12 de abril Ingrid Patricia y José Francisco Dávila Martínez decidieron trasladar a las niñas, aprovechando que estaban solas, y según las investigaciones, a ambas las engañaron para que accedieran a pasar por puntos ciegos de la frontera, ya que les dijeron que las llevarían a la ciudad de Rivas porque su mamá estaba grave en el hospital. Fue de esta manera que las trasladaron hasta una casa del barrio San Francisco, de esta ciudad, que pertenece a la mamá de Ingrid Patricia.

Días después, las niñas fueron trasladadas al barrio La Puebla, y de ahí no se supo más de ellas ni de Dávila Martínez, ya que con la única que ha dado la Policía es con Ingrid Patricia, quien está siendo indagada en libertad, pero con ciertas restricciones.

Una de las hipótesis del paradero de las menores es que se encuentren en Nueva Guinea, ya que el presunto raptor es originario de esa zona.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus