Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

El Ministro de Transporte e Infraestructura, ingeniero Pablo Fernando Martínez, descartó el congelamiento del precio del combustible y ahora habla de un estudio para equiparar los precios de los derivados del hidrocarburo igual como lo tienen otros países centroamericanos.

Martínez negó que en el resto de los países del área centroamericana tengan congelado el costo de los combustibles, pero reconoció que en países como Honduras y Costa Rica, el combustible tiene una diferencia de 30 centavos dólar más barato que en Nicaragua. “Hay que ver la estructura de costos, se está procediendo a revisarla y el presidente (Ortega) se está reuniendo con presidentes centroamericanos para buscar una solución en conjunto”, afirmó.

Aseguró que se mantienen reuniones entre el presidente Ortega, el responsable de hidrocarburos y el Ministro de Hacienda para determinar hacia dónde se puede enfocar una solución. “Son ellos los que podrían dar una repuesta”, indicó.

El titular del MTI no precisó cómo se haría para “equiparar” el costo del combustible con el de otros países centroamericanos, pero reiteró que se está revisando la estructura de costos para ver por qué en Honduras y El Salvador es más barato que aquí. Lo que sí detalló fueron algunas opciones que se podrían poner en marcha para ayudar a paliar la crisis generada por los combustibles.


Gasolineras para taxistas
Según el funcionario, una de las opciones es la instalación de gasolineras en las cooperativas del transporte. Explicó que los márgenes de ganancia andan entre los tres o cuatro córdobas, “y eso les quedaría a las cooperativas, pero si deciden instalar ellos sus tanques, se le podría abastecer de combustible y que ellos lo administren”, señaló.

El ingeniero Martínez también recordó que los transportistas están exonerados de impuestos en la adquisición de las unidades, de llantas y repuestos, lo que sería otra posibilidad para paliar la crisis provocada por el costo del combustible
Otra alternativa que según Martínez se puede llevar a cabo es poner en circulación unidades con mayor capacidad de pasajeros para el transporte colectivo. “Un microbús tiene un rendimiento de cinco pasajeros por galón, y un bus tiene un rendimiento de 12 pasajeros por galón, eso hay que ir cambiando”, indicó. Otra posibilidad es la renovación de la flota vehicular “porque sus costos de operación es mas alto”.


Crisis prefabricada
Para el ministro Martínez, las amenazas de huelga por parte de los transportistas de carga, de vehículos interurbanos y del servicio selectivo “son problemas que huelen más a prefabricados”, y recordó que el problema del combustible lo tienen muchos países y esas naciones siguen trabajando. “El paro no nos llevará a ningún lado”, dijo Martínez.


Unos que se arreglaron
Poco después de las declaraciones del ministro, la denominada Unión de Cooperativas Independientes --integrada según sus dirigentes por más del 70 por ciento de las cooperativas y uniones de taxis--, anunció que había llegado a acuerdos satisfactorios con el gobierno de Ortega.

José Merlo Mendoza, presidente de la UCI, dijo que entre otros acuerdos firmados con el presidente está un capital semilla que alcanza un millón de dólares en línea de créditos para la instalación de cuatro estaciones de gasolina, con un precio preferencial para el sector selectivo.

También está el financiamiento para la adquisición de 10 mil llantas nuevas, tres mil kit de gas propano y una línea de crédito de 500 mil dólares para repuestos como suspensión, dirección, motores, sistema eléctrico y accesorios.

Según Merlo Mendoza, esos acuerdos con el gobierno no son exclusivos para los miembros de la Unión de Cooperativas Independientes, sino para todos los taxistas del país. Aclaró que “los logros” no son ni prebendas ni halagos” del gobierno para ese sector y lograr la división de los transportistas.


Taxistas los rechazan
Pero los miembros del Movimiento Nacional de Taxistas por un Combustible Justo no lo creen así, Carlos José Alarcón, coordinador del Movimiento, afirmó que “hay un sector del transporte selectivo que está negociando con el gobierno a espaldas del resto de cooperativas”.

El Movimiento Nacional de Taxistas realizó ayer plantones en los semáforos de Rubenia y Enel, donde entregaron volantes llamando a la unidad del gremio. Anunciaron que los plantones continuarán y que se integrarían a las protestas que el resto del transporte está preparando para los próximos días.

Según los taxistas, mantienen el congelamiento como su bandera principal, y aseguran que debe ser igual al que reciben los dueños de buses urbanos de Managua, que compran el galón de diesel a 40 córdobas con 50 centavos. “No pedimos dinero ni subsidio, sino un costo justo para el sector. La población no puede pagar las consecuencias del alza indiscriminada de la gasolina”, señaló.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus