•  |
  •  |
  • END

¿Cobró por la consulta médica o se trata de un montaje de las autoridades del Minsa para seguir atropellando a los médicos que no se pliegan a sus lineamientos?
Nos referimos al caso del doctor Reynaldo Castillo, hasta ayer Subdirector Médico del Centro Nacional de Radiología, quien fue denunciado ante medios de comunicación por una mujer originaria de Matagalpa, quien le habría pagado dos mil córdobas por una consulta.

Por un lado, los médicos que trabajan en el Sistema de Salud en la actualidad son víctimas de persecución, y por lo menos 15 de ellos, incluidos dirigentes sindicales, han sido despedidos durante las últimas semanas. Por otro lado, el Minsa ha lanzado una campaña de trato digno al paciente, que incluye no cobrar por consultas médicas, medicamentos y exámenes.

Para el doctor Castillo lo de ayer fue un montaje para tratar de desprestigiarle. La tarde de ayer el despacho del facultativo fue asediado por varios periodistas, en su mayoría, oficialistas, para conocer su versión, pero no accedió a atenderlos porque consideró que no respondería al “montaje” del que es víctima.

“Soy un médico con principios, el caso lo atendí en mi consulta privada. Estamos autorizados a dar consultas fuera del horario de trabajo del centro”, explicó el galeno.

Renunció antes de ser humillado
Una comisión de altas autoridades del Minsa, encabezada por el otrora dirigente sindical de Fetsalud y convertido en jefe de personal del Minsa, Humberto Murillo, se hizo presente al CNR para “guillotinarlo”, pero no fue necesario. El galeno renunció antes de ser humillado en público.

¿Las autoridades del Minsa ya han anunciado sanciones en su contra?, le preguntamos.

“Ya renuncié mejor, pero se trata de un montaje, porque a ese niño no lo atendí en el Centro Nacional de Radioterapia”, expresó, para luego cortar la comunicación telefónica. El doctor Castillo es fundador del CNR.


¿Qué dice la denunciante?
La queja la interpuso doña Maura Castro Úbeda, quien afirmó que habría pagado dos mil córdobas por la atención que recibió su nieto de ocho años. Ella dice ser originaria de San Ramón, Matagalpa.

Según relató, el galeno que le remitió de Matagalpa le recomendó al doctor Castillo, quien le atendió en su consultorio privado, para luego atenderlo en el CNR.

El doctor Julio Caldera, Director del Silais-Managua, dijo que antes de renunciar, el médico estaba suspendido temporalmente, mientras hacían las averiguaciones del caso.

“Se declaró una política de gratuidad, son instalaciones públicas que son pagadas con los impuestos de la población, no es ético hacer cobros de esa naturaleza”, afirmó.

Según el funcionario, la mujer llegaba al consultorio privado del galeno, pero éste trataba el caso en el CNR. Caldera mostró los supuestos recibidos emitidos por Castillo.