Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

El Presidente de la República, Daniel Ortega, evitó utilizar el término “asilo político” para justificar la presencia en Nicaragua de la mexicana Lucía Morett, quien llegó al país procedente de Ecuador. Morett fue acusada por el gobierno colombiano de tener vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

“Lucía Morett estará aquí en Nicaragua unos días mientras se recupera, para luego continuar su viaje de regreso a México. Se están haciendo los trámites”, expresó el presidente Ortega, al tiempo que recordó que los padres de la joven, Jorge Morett y María de Jesús Álvarez, estuvieron trabajando en Nicaragua en los años 80.

“Lucía es una joven mexicana que cuando el Ejército de Colombia atacó en territorio ecuatoriano un campamento de guerrilleros de las FARC, ahí se encontraba ella. Le estamos dando acogida a una hermana mexicana, sin olvidar que somos solidarios y que no podemos negarle el abrigo a ningún hermano del mundo; y sin olvidar que México ha sido un país solidario con nosotros”, enfatizó.

Ortega insistió en que Morett estará en el país mientras dure el trámite de pasaporte en la Embajada de México, para garantizar el retorno a su país.


Conmina a Unión Fenosa a irse
Por otra parte, Ortega refirió que la situación con Unión Fenosa “es un problema no resuelto”. Según el mandatario, se había logrado un acuerdo con la empresa distribuidora de energía, en el sentido de que el gobierno nicaragüense recibiría el 16 por ciento de las acciones de la transnacional española, a cambio de la deuda que ésta tiene con las generadoras estatales de energía.

Sin embargo, dijo, el representante de Unión Fenosa enviado a Nicaragua desde España ha impedido que la transacción se complete. Ortega señaló que, al parecer, los representantes de la empresa no quieren honrar el acuerdo y se niegan a que el Estado de Nicaragua sea socio de la distribuidora de energía, pues ello implica que el gobierno tendría un representante en la junta directiva de la misma.

Ortega exhortó a las autoridades de Unión Fenosa a cumplir el acuerdo y a trabajar junto al gobierno como socio de la empresa o, de lo contrario, que se vayan del país. “Hay que ir gradualmente resolviendo el problema de Unión Fenosa, de manera que se pueda lograr el establecimiento de una nueva empresa distribuidora (de energía), pero en un proceso de entendimiento y no de choque frontal con Unión Fenosa, de lo contrario, que se vayan del país”, expresó el presidente.


Subsidios al transporte
En otro orden, el mandatario dejó abierta la posibilidad de establecer algunas prerrogativas para los transportistas interurbanos, de manera que permita disminuir la tarifa del pasaje. Además, no descartó la posibilidad de establecer un subsidio para el sector, similar al que entrega el gobierno a los transportistas urbanos de Managua.

Entre los beneficios, Ortega señaló que podrían otorgar créditos favorables a los transportistas para la compra de insumos, como llantas, combustible, repuestos y lubricantes, de manera que reduzcan los costos y baje la tarifa del servicio interurbano.

Finalmente, Ortega anunció la participación del ministro Agropecuario y Forestal, Ariel Bucardo, en una reunión de ministros de Centroamérica en El Salvador, con el fin de elaborar una propuesta agroalimentaria para la región, con el auspicio y financiamiento de los países miembros de la Alternativa Bolivariana para las América, ALBA.

La propuesta sería presentada conjuntamente por los presidentes centroamericanos durante la cumbre mundial prevista para los días 16 y 17 de mayo en Lima, Perú.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus