Nery García
  •  |
  •  |
  • END

A petición de las autoridades de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, el Juez Tercero de lo Civil del Distrito de Managua, Napoleón Sánchez, trabó ayer un embargo de hasta 25 millones de córdobas a Unión Fenosa en bienes inmuebles, como acto preventivo ante una demanda por daños y perjuicios en los sistemas de bombeo de varios pozos de la empresa aguadora.

Así lo dio a conocer la doctora María Marvis Jirón, Directora Legal de Enacal, quien agregó que esa empresa estatal decidió proceder a la demanda a través de lo judicial, luego que Fenosa recurriera de amparo ante la Corte Suprema de Justicia, después que el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) emitiera resoluciones a favor de la Aguadora para que pague los daños a varios equipos que reciben suministro de energía para bombear agua en los pozos.

El embargo fue realizado a las once de la mañana en el piso siete del edificio BAC, ubicado sobre la carretera a Masaya, en donde Fenosa tienen sus oficinas centrales.

La nueva distribuidora

Esto se une a las señales del presidente Daniel Ortega de establecer una nueva empresa distribuidora, pues según fuentes del gobierno, en días anteriores funcionarios de la estatal empresa Corporación Eléctrica Nacional de Venezuela sostuvieron conversaciones con funcionarios del gobierno nicaragüense “para ver la posibilidad de comprar a Unión Fenosa en Nicaragua”.

Este jueves, en la actividad de “El Pueblo Presidente” en Sébaco, Matagalpa, el mandatario dejó en evidencia su intención de resolver las contrariedades que tiene el gobierno con los dueños de Unión Fenosa para darle paso a una nueva empresa distribuidora de energía eléctrica, sin embargo, no precisó cuál es la empresa que asumiría ese rol.

“Hay que ir gradualmente resolviendo el problema de Unión Fenosa, de manera que se pueda lograr el establecimiento de una nueva empresa distribuidora (de energía), pero en un proceso de entendimiento y no de choque frontal con Unión Fenosa”, expresó el mandatario esa noche.

El Procurador General de la República, Hernán Estrada, ratificó ayer el interés del gobierno de lograr “una conclusión favorable” con Fenosa, pero además indicó que el gobierno está interesado en conseguir más del 16 por ciento en la adquisición de acciones de esa empresa. “El Estado aún no tiene ninguna acción, se está negociando y ojalá se llegue a una conclusión favorable a todos los nicaragüenses”, dijo Estrada.

Compra de Fenosa anunciada

Cinco meses antes, en las instalaciones del Ministerio de Energía y Minas, MEM, Emilio Rappaccioli, titular de esa cartera, reveló que la Corporación Eléctrica Nacional de Venezuela estaba interesada en comprar los sistemas de distribución de energía en nuestro país.

Mencionó que además de esa corporación, había otras seis firmas más interesadas: el Grupo Isolux Corsán, de capital español y estadounidense; Ashmore Energy Nicaragua, cuyo gerente general es César Zamora; la estadounidense AES; una empresa brasileña “y las otras dos no recuerdo el nombre en este momento”, refirió Rappaccioli el pasado 16 de noviembre.

Incluso agregó que esas empresas han mostrado interés en comprar la distribución pero que hasta esa fecha no habían hecho una oferta en concreto, por lo que se desconoce si la Corporación Eléctrica Nacional de Venezuela ya hizo dicha oferta. Esa corporación es la instancia estatal que coordina las principales empresas de electricidad de Venezuela, las que incluyen generación y distribución.

Rappaccioli evade

EL NUEVO DIARIO quiso corroborar con los titulares del MEM sobre la intención de la Corporación Eléctrica Nacional de Venezuela de comprar la distribución de energía en nuestro país, pero Rappaccioli se excusó al decir que estaba en una reunión y que no podía atendernos. Mientras que la viceministra de Energía y Minas, Lorena Lanzas, no contestó su celular.

END conoció que a finales de diciembre del año pasado, la viceministra de Energía de Venezuela, María Gabriela González Urbaneja, viajó a Nicaragua junto a un equipo técnico para evaluar la situación real de la distribución de energía, así como los márgenes de ganancias, las inversiones del sector eléctrico, las pérdidas técnicas y no técnicas, entre otros aspectos.

Según las fuentes, la viceministra venezolana estuvo en el país por unos cinco días hospedada en un hotel capitalino, pero se quedó la comisión técnica, que elaboró un diagnóstico provisional sobre la situación del sector energético.

“Por eso el gobierno contrató a Concol (firma consultora colombiana) para que elabore ese diagnóstico, sobre todo de las pérdidas de energía eléctrica en su distribución”, refirió la fuente.

Precisamente, el MEM realizó un taller el tres y el cuatro de abril en el salón Matagalpa, del Hotel Camino Real de Managua, denominado “Pérdidas de energía en sistemas de distribución”, para proveer de “insumos” a la firma consultora, cuyo estudio inició el 21 de diciembre pasado y finalizará el próximo seis de junio de este año.

El costo de ese estudio, según el MEM, es de 262 mil 629 dólares con 21 centavos, de los cuales el 91 por ciento es un préstamo del Banco Mundial, y el restante nueve por ciento, es un aporte del gobierno.

(Con la colaboración de Eloísa Ibarra)

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus