Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Socios de las cooperativas de transporte de carga y de pasajeros del país no definen aún la fecha del anunciado paro del servicio, que en un principio habían programado para este lunes, en demanda de una reducción del precio del combustible.

Representantes de las cooperativas que prestan servicio dentro y fuera del departamento de Carazo en el transporte colectivo, no se definieron sobre la ejecución del paro, mientras que después de un encuentro de cooperativas en León, los agremiados dijeron que sería hasta esta semana que anunciarán las acciones que realizarán.

Dirigentes del servicio ordinario que atiende la ruta Jinotepe-Managua confirmaron que junto a sus colegas de los departamentos de León, Chinandega, Carazo, Granada, Masaya y Managua, se reunieron ayer con el fin de buscar apoyo económico para sostener la protesta que sería indefinida, aunque los buseros todavía no logran lo más importante, que es el consenso para declarar el paro y obligar a una negociación con el gobierno para el congelamiento en los precios de los combustibles.

Según los cooperados de Carazo, están previendo marchas y tranques hasta que el gobierno ceda a la petición de congelar el precio del diesel en 40 córdobas con cincuenta centavos.

Sin embargo, socios de la Cooperativa de Transportistas Unidos del Sur, Cootraus, aseguraron tener sus reservas en relación con el paro que fue anunciado el fin de semana, lo mismo que socios de la Codevo, por lo que hasta ayer la protesta estaba aún sin decidirse por parte de los principales involucrados.

Pedro Valle, socio de la Unión Regional de Cooperatias de Transporte de Carga y Pasajeros de Occidente, aseguró que más de 600 personas estuvieron ayer en una reunión en León para analizar el problema, pero no quiso adelantar sobre la decisión que tomaron. Dijo que este lunes continuarán planificando las acciones en un encuentro que sostendrán esta tarde en Managua.

“Lo que se hizo fue acariciar al muñeco para que nazca”, se limitó a decir el transportista, tras afirmar que acordaron que aún no anunciarían nada sobre las acciones que llevarán a cabo.

Valle indicó que en León estuvieron reunidas 50 cooperativas de taxistas, buses urbanos, interurbanos, interlocales, transporte de carga y hasta las mototaxis conocidas como caponeras, para analizar las presiones que harán en demanda de un trato preferencial con el combustible, que está afectando a todo el sector y la economía del país.