Tania Sirias
  •  |
  •  |
  • END

Al menos un tiempo de comida tendrán garantizado un millón de estudiantes ante la inminente crisis mundial de alimentos, aseguró Amalia Tiffer, directora del Programa Integral de Nutrición Escolar (PINE). La funcionaria afirmó que los alumnos reciben 600 kilocalorías diarias, que es apenas, la tercera parte de lo que debiera ser su alimentación.

“Del millón 8 mil 300 niños que atiende el PINE, 325 mil son de prioridad, ya que se encuentran en zonas vulnerables”, dijo Tiffer. La directora del programa de nutrición afirmó que el Programa Mundial de Alimentos (PMA), donó al Ministerio de Educación 75 mil dólares para el traslado de la merienda escolar al norte del país y a la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

También donaron 29 mil 268 dólares para mejorar la infraestructura de los almacenes de alimentos del Mined. Tiffer afirmó que gracias a las donaciones de más de 30 organismos internacionales, sociedad civil y empresas privadas, los niños tienen seguro el alimento escolar hasta los primeros meses de 2009.

Los niños reciben en las escuelas, arroz, frijoles, cereal, aceite y maíz. En el caso del Caribe la dieta cambia por harina de trigo, y en el norte reciben arvejas, indicó Tiffer. Añadió que está analizando introducir a la dieta escolar el huevo, por sus propiedades nutritivas.


Niveles de desnutrición alarmante
La directora de nutrición escolar afirmó que en 2004 en conjunto con el Ministerio de Salud realizaron un censo donde se constató el que el 27 por ciento de los estudiantes a nivel nacional padece de desnutrición crónica.

Jorge González, Director de Monitoreo y Capacitación del PINE, refirió que La Sabana y San José de Cusmapa, departamento de Madriz, presentan niveles de desnutrición escolar por arriba del 50 por ciento. Indicó que la anemia es un problema de salud pública, que no conoce condición de género, pero que afecta más a la población rural.

“Actualmente contamos con más de ocho mil comités escolares, los que se encargan de realizar el alimento para los estudiantes. A diario recibimos más de tres solicitudes de escuelas que quieren recibir merienda escolar, incluso centros privados y subvencionados”, señaló González.

Indicó que casi todo el sistema público de educación recibe merienda escolar, y que sólo quedarían pendiente alrededor de 300 escuelas en la capital.

La directora del PINE dijo que la próxima semana se hará una investigación sobre el patrón alimenticio de los niños. “Vamos a determinar si los estudiantes están recibiendo alimentos nutritivos, no sólo de la merienda escolar, sino en su casa”, expresó Tiffer.

Comentó que en conjunto con la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Unan-Managua) realizarán un estudio de peso y talla en la escolaridad nicaragüense, y más adelante se hará otro estudio para conocer los niveles de hemoglobina.