•  |
  •  |
  • END

La presidenta interina de Cruz Roja Nicaragüense, Leonor Gallardo, denunció que las anteriores autoridades de la institución han rehusado entregar importantes documentos, que han sido requeridos reordenar el organismo de socorro.

“La paciencia se acabó”, dijo Gallardo, quien podría recurrir por las vías legales para obligar al ex fiscal Sandor Ortega, a la ex presidenta de la CRN y al hijo de ésta, Ricardo Morales, a que respondan por los mismos. Según parece, a los papeles les está pasado lo de la famosa carreta de Masaya, que andan de mano en mano y nadie responde por ellos.

“Los documentos no están en Cruz Roja, desde cualquier punto de vista un documento oficial de la institución no puede ni debe salir de la institución”, afirmó Gallardo, quien dio un “plazo fatal” a las cinco de la tarde de ayer para que de una vez le entreguen los títulos o acudirá por otras instancias.

Afirmó que todo funcionario que cese en sus funciones está obligado a entregar la documentación que pertenece a la institución, pues los documentos “no tienen que estar fuera de la institución”.

Indicó que con las declaraciones que Ortega ofreció a EL NUEVO DIARIO, únicamente “está corroborando lo que nosotros dijimos”.

“Nos comunicamos con Ricardo Morales, nos dijo que los documentos no los tenia él. Procedimos a requerirle por escrito a doña Esperanza Bermúdez, porque ella debe responder por todos los bienes y propiedades de la institución, pero dijo que los papeles los tiene el fiscal. De acuerdo con los estatutos, requerimos entonces al señor Ortega, y éste nos dice que se los entregó a Ricardo Morales”, relató Gallardo.

Indicó que los tres ex funcionarios desde finales de marzo han puesto obstáculos para la entrega de los títulos, y anunció que aun se realiza una auditoría cuyos resultados los darán a conocer en su momento a los medios
Lo cierto es que Ricardo Morales no quiere dar la cara, y según el mismo Ortega, fue a él a quien entregó la documentación. “Nos llama la atención porque él debió entregar a las autoridades de Cruz Roja y se los entregó a Ricardo Morales”, agrega.

Dijo que como parte del ordenamiento que realizan, se incluye una revisión administrativa financiera, y que la contabilidad tiene casi un año de desfase.