•  |
  •  |
  • END

La primera evaluación que se realizó a los futuros bachilleres del país dejó resultados lamentables, afirmó el ministro de Educación, Miguel De Castilla. A esta voz se sumaron las de los directores de escuelas, quienes confían que en los próximos exámenes los estudiantes puedan levantar el rendimiento.

Ante el alto número de aplazados en los exámenes de admisión de las universidades estatales, donde apenas el tres por ciento logró pasar la prueba, el Mined tomó la decisión de realizar cuatro evaluaciones anuales a los quintos años del país.

“El primer examen se efectuó el 28 de febrero pasado, y los resultados no fueron buenos, esto quiere decir que comenzamos con problemas. La realización del examen es una necesidad, ya que esto nos permitiría saber cómo se iba a afrontar el problema de la enseñanza y el aprendizaje en estos primeros tres meses”, dijo el Ministro de Educación.

De Castilla refirió que todavía faltan tres evaluaciones que se llevarán a cabo en el mes de mayo, agosto y octubre, sin embargo la decisiva será el examen de admisión que realicen las universidades públicas.


Falta de interés y creatividad
La falta de interés por aprender del alumno, el desinterés de los padres y la falta de creatividad del maestro, fueron los factores que señalaron algunos directores ante estos lamentables resultados.

Ena Helwing García, Directora del Instituto “Rigoberto López Pérez”, dijo que los resultados del primer parcial revelaron que de los 159 alumnos de quinto año, sólo 80 pasaron limpios, lo que corresponde el 59 por ciento.

Las clases donde hubo mayor cantidad de aplazados fueron matemática, física e inglés, indicó Helwing. Afirmó que estos resultados se deben a la falta de interés del estudiante, ya que en vez de mejorar su rendimiento y tener un buen promedio para ingresar a la universidad, se sale de clases o no pone interés a la materia.


Modelo de calificación no ayuda
Por su parte, Mayra Cortés, Directora del Instituto “Benjamín Zeledón”, dijo que en este centro también el primer parcial dejó mucho que desear. En quinto año sólo el 41 por ciento pasó matemática, y el 58 por ciento física.

“Esto se debe al nuevo modelo de evaluación, donde son 40 puntos acumulados y 60 puntos en el examen. A los estudiantes les ha costado salir bien en este primer parcial, ya que antes eran 60 puntos acumulados y 40 en el examen”, aseveró Cortés.

Además, dijo que existe desinterés de los padres de familia, ya que cuando están en primaria, están más pendientes de las notas. En secundaria las cosas cambian, al punto que ni llegan a la entrega de notas y empiezan a perder el control de sus hijos.

Oscar Flores, maestro de matemática del “Benjamín Zeledón”, indicó que ahora los exámenes de admisión de las universidades están siendo preparados por una comisión interinstitucional conformada por el Mined y docentes de educación superior.

“Realmente existe un gran trecho entre las pruebas que se hacen en la secundaria y las que se realizan en la universidad. Esta comisión elaborará las pruebas que se van a realizar este año y esperamos que los resultados sean diferentes”, dijo Flores.

Esta prueba se aplicó en 850 centros educativos en ocho departamentos del país. De Castilla dijo que en el examen se evaluó los contenidos de los tres primeros meses de clases.